close
«Recopilar y difundir conocimientos científicos y técnicos es fundamental para estimular la investigación e innovación»

«Recopilar y difundir conocimientos científicos y técnicos es fundamental para estimular la investigación e innovación»

Las XXXI Jornadas Técnicas de la Asociación Española de Técnicos Cerealistas cierran con la innovación y la calidad como ejes centrales

La Asociación Española de Técnicos Cerealistas (AETC) celebró en el Centro de Congresos de la Feria de Zaragoza los días 29 y 30 de octubre sus XXXI Jornadas Técnicas, en las que más de 200 profesionales de empresas agroalimentarias, cooperativas, harineras, centros tecnológicos y de investigación, laboratorios, universidades y administraciones públicas pudieron conocer las tendencias y los últimos avances de todos los eslabones de la cadena de valor de los cereales.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, la presidenta de la AETC, Cristina Molina-Rosell; junto al subdirector general de Medios de Producción Agrícola (MPA) y Oficina Española de Variedades Vegetales (OEVV), José Antonio Sobrino, inauguraron las jornadas.

Molina-Rosell dio las gracias a todos los asistentes un año más a esta cita en el calendario del sector de los cereales y recordó que “la permanente innovación es vital para la cadena de valor de los cereales y para poder llevarla a cabo es necesaria mantenerse informado”. Por ello -dijo-, el objetivo fundamental de la edición fue “recopilar y difundir conocimientos científicos y técnicos para estimular la investigación e innovación”. 

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, insistió en la importancia de la diversidad cerealista en Aragón: “Cuenta con 770.000 hectáreas de sus campos dedicadas al cereal, que ofrecen una producción anual de tres millones de toneladas. Por ello creemos que la capital de la región supone un marco inigualable para la celebración de la las XXXI jornadas”, declaró.

La ponencia inaugural, impartida por Ernesto Igartua, investigador científico del CSIC y responsable del Grupo de Investigación de la EEAD, se centró en el presente y futuro de la mejora genética de la cebada en España. “Los cereales, como cultivos extensivos, están plenamente expuestos a las inclemencias del tiempo. Las plantas deben estar bien adaptadas al clima, y las variedades locales de cebada o de trigo han estado adaptándose a las condiciones españolas durante milenios”, comentó Igartua.

Mesas redondas

Además de las ponencias, durante los dos días se pudo asistir a tres mesas redondas: ‘Masa madre’, moderada por el secretario general de la AETC, José María Basanta, en la que se expuso la definición de masa madre, los efectos sobre las propiedades organolépticas del pan, derivadas de su flora y proceso de elaboración; ‘Almidón, ese desconocido’, moderada por Javier Alonso, también miembro de la AETC, donde se describieron las características científico-técnicas del almidón en las harinas de trigo y en la elaboración de productos, otorgándole la importancia que requiere junto con los demás componentes del trigo. Y por último, la mesa sobre ‘Calidad de los cereales: trigo blando, trigo duro, cebada maltera y maíz’, moderada por la coordinadora del Grupo de Trabajo de Comercialización, Mercedes Ruiz, en la que se analizaron las nuevas tendencias de calidad de los cereales españoles empleados en la alimentación humana.

Asimismo, un año más, los asistentes pudieron visitar los stands de los patrocinadores Platino, Mas Seeds; Oro, Antonio Tarazona y Lesaffre; Plata, AIT Ingredients Ibérica y expositores AB Mauri, Consultores Cerealistas, Eurogerm, Perten, Roca Defisan, Sanitrade y Tecnufar.

 

Print Friendly, PDF & Email