close
AINIA desarrolla pan sin gluten y análogos cárnicos enriquecidos con nuevas proteínas sostenibles

AINIA desarrolla pan sin gluten y análogos cárnicos enriquecidos con nuevas proteínas sostenibles

La población mundial tiene previsto crecer un 34% en 2050, un aumento que incrementará la demanda de consumo de alimentos, y con ello el consumo de proteínas, hecho que puede poner en riesgo la sostenibilidad de la cadena de suministro.

Actualmente, el mayor suministro de proteínas a nivel mundial es de origen vegetal (57%) para la alimentación de humanos y animales, seguido de la carne (18%), lácteos (10%) y pescado y mariscos (6%). En los países occidentales ha crecido la demanda de proteínas vegetales. Un fenómeno que responde tanto a cuestiones de sostenibilidad y a la tendencia del consumidor actual comer alimentos más naturales y saludables.

En vista de la necesidad, AINIA, el Instituto Tecnológico de la Industria Agroalimentaria, está trabajando en el proyecto Pro ALT, que investiga fuentes alternativas de proteínas naturales que permitan desarrollar nuevos ingredientes y alimentos con los que lograr una cadena de suministro más sostenible.

AINIA está trabajando en la transformación y adecuación de nuevas fuentes de proteínas como son las semillas de cáñamo, las algas marinas ‘wakame’ y las lentejas de agua (lemna), a partir de las que han conseguido elaborar pan sin gluten y carne vegetal. En el proceso se ha conseguido mejorar el aporte proteico y también el nivel de fibra y de otros nutrientes.

“El incremento poblacional y las demandas del consumidor actual plantean la necesidad de asegurar la sostenibilidad en la gestión de proteínas mediante procesos más eficientes, y la utilización de nuevas fuentes proteicas para el desarrollo de una economía más competitiva, sostenible e integradora”, cuenta Beatriz Pérez, técnico del departamento de nuevos productos y procesos de AINIA.

Este proyecto de I+D propia de AINIA, en el que colaboran las empresas: Grupo Cooperativo Cajamar, Grupo Desarrollo,Portomuiños, Cafina y EPSA Aditivos Alimentarios, cuenta con el apoyo del IVACE, cofinanciado por Fondos FEDER.

 

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response