close

La Salve ha alcanzado los 1.400.000 de litros comercializados en 2017

8 febrero, 2018

La Salve se ha convertido en el referente en el sector cervecero en Euskadi y los datos que arroja su balance de 2017 así lo avalan. La empresa, que volvió a la actividad hace cuatro años de la mano de un grupo de profesionales bilbaínos, ha alcanzado los 1.400.000 litros de venta y el 6% de la cuota de mercado en Euskadi.

Las cifras obtenidas por La Salve el pasado ejercicio sitúan a la empresa en el cuarto lugar por volumen de ventas en su sector.

El sector cervecero supera en España los 15.500 millones de euros y supone un 1,4% del PIB. Esto demuestra la importancia creciente del sector cervecero y la relevancia de la trayectoria de una empresa vasca como La Salve, que avanza firme en la consecución de su objetivo para 2019: copar el 10% del mercado cervecero de Euskadi.

A este objetivo de cuota de mercado, contribuirá de forma importante la puesta en marcha inminente de la nueva fábrica de La Salve en Bilbao. Con una inversión inicial de 1,8 millones de euros que permitirá producir cerveza generadora de valor, de máxima calidad y de km0, elaborada íntegramente con materias primas del entorno más próximo y en unas instalaciones a la vanguardia de las fábricas cerveceras de Europa. La fábrica, que arrancará oficialmente en marzo, supondrá además la reactivación de un sector productivo hasta ahora alejado del entorno.

Eduardo Saiz Lekue, socio y promotor de La Salve ha mostrado su satisfacción con los resultados obtenidos e incide en la relevancia de que una marca local consiga un crecimiento como el alcanzado por La Salve: “somos la cuarta empresa en Euskadi como marca preferida por los consumidores después de Heineken, San Miguel y Estrella Galicia y la quinta empresa por facturación. Esto demuestra que nuestro proyecto es fuerte y que la apuesta por la calidad y por el entorno está dando sus frutos”.

Sorprende también la implantación progresiva de La Salve fuera de Euskadi. La cerveza vasca ha cosechado un importante éxito en ciudades como Madrid o Barcelona donde ya está presente en bares y supermercados.

La apuesta continua por la innovación

La Salve lleva implícito en su ADN la innovación como una palanca significativa de competitividad. Fruto de ello, hace tres años se puso en marcha su colaboración con AZTI, antes incluso de empezar a producir. Su acuerdo se concreta en ocho proyectos de innovación y desarrollo, que en la actualidad siguen su curso, para  liderar el sector cervecero. Es un plan ambicioso que abarca objetivos tan dispares como el nacimiento del Instituto de la Cerveza, la creación de una cerveza auténtica sin alcohol y otra apta para celíacos y La Salve Local, que define el compromiso de la empresa bilbaína con lo cercano y con el respeto al medio ambiente.

El acuerdo supone la suma de industria  e innovación. Tal y como ha expresado Saiz Lekue, “es una suma que supone un fuerte impulso para que la industria de la cerveza de Euskadi sea fuerte, competitiva e innovadora. Fruto de esta colaboración entre La Salve y AZTI se creará valor, riqueza y vanguardia para toda la sociedad vasca”.

De hecho, las nuevas instalaciones de La Salve contarán con el equipamiento más puntero del sector y en ellas se producirá cerveza de máxima calidad con materias primas 100% vascas, ya que toda la cebada que La Salve utiliza para su producción, procede de Álava, fruto de un acuerdo firmado con INTERMALTA hace un año.

La nueva fábrica incluirá un almacén para cebada; cámaras de frío para la levadura y el lúpulo; una sala de cocción; un laboratorio donde se realizarán las analíticas necesarias y donde también se desarrollarán proyectos de investigación, como los que actualmente está realizando junto con AZTI.

La cerveza: un sector en auge

El sector de la cerveza representa actualmente el 1,4% del PIB en el año 2016, muy lejos del 0,52% de 2008. Hasta la aparición de La Salve, Euskadi carecía de una empresa cervecera que arañara un porcentaje significativo de ventas a las seis grandes productoras. El incremento sostenido en ventas y extensión geográfica de la renacida empresa bilbaina permite a la economía vasca ser de nuevo partícipe de este mercado en auge.

En su conjunto, el sector cervecero contribuye a la creación de 344.000 puestos de trabajo, un 90% de ellos en la hostelería. La reapertura de la fábrica de La Salve de Bilbao creará de nuevo empleo en este sector que repercutirá en la Hacienda de Bizkaia.

Es evidente también que se está gestando un emergente negocio en torno a la cerveza artesana y local. Al arranque de la crisis económica, España contaba con 21 microcervecerías, al cierre de 2015, la Agencia Española de Seguridad Alimenticia y Nutrición registraba 361 compañías. Un dato que sitúa a España a la cabeza de Europa en el crecimiento de microfábricas de cerveza. En porcentaje de ventas de estas empresas locales en el mercado sigue siendo muy pequeño, salvo el caso de La Salve, que es con diferencia la que ha alcanzado un mayor volumen de producción.

La Salve gusta; así se desprende de un estudio realizado el pasado verano por IKERFEL y en que la marca bilbaína se situó entre las preferidas por los consumidores. Además, una de sus cervezas insignia, La Salve Lager Auténtica, obtuvo la Medalla de Oro en el ‘Barcelona Beer Challenge 2017’ frente a 800 cervezas de 25 países.

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies