close
Las cinco diferencias entre un Roscón de Reyes artesanal y uno industrial

Las cinco diferencias entre un Roscón de Reyes artesanal y uno industrial

El Gremio de Pastelería de Barcelona prevé que los catalanes consuman más de  900.000 roscones

Los catalanes comerán más de 900.000 Roscones de Reyes, más de la mitad de los cuales se  consumirán en Barcelona y provincia. Estas son las previsiones del Gremio de Pastelería de  Barcelona para el día de Reyes, que indican una tendencia y previsiones optimistas en el consumo  de este dulce navideño, en comparación con las del año pasado. El presidente del Gremio y pastelero  de Castellterçol, Elies Miró, recuerda que “cada vez somos más conscientes de que somos lo que  comemos y que un roscón que lleva una semana en el lineal de un supermercado o franquicia debe  llevar sí o sí una cantidad elevada de conservantes artificiales. El roscón artesanal es de corta duración,  se deteriora incluso antes que otros productos de pastelería. Por eso lo hacemos la Noche de Reyes,  tal y como se hacía antes, con horas de elaboración y fermentación, y sin añadir conservantes ni  colorantes artificiales; es una revalorización evidente del producto artesano, más saludable, sin  conservantes ni colorantes artificiales y recién hecho”.

El Roscón de Reyes es uno de los dulces inamovibles por tradición y ventas en las épocas navideñas. Estas fiestas, se espera que el de mazapán siga liderando las ventas, más allá del exitoso crecimiento  de los roscones rellenos de nata, crema o trufa. En cuanto a novedades, el típico dulce se reinventa,  adaptándose a todos los tipos de familias, en las proporciones y tamaños, además de contar con los  “bajos en azúcar”. En cuanto a los precios, el Gremio de Pastelería de Barcelona calcula que el  precio medio de un roscón artesano se mantiene entre los 25 y 30 €, para grupos de 4 a 6 personas.

Diferencias entre un roscón artesanal y un roscón industrial

El Roscón de Reyes es por tradición una pasta de brioche rellena de mazapán, nata, crema o trufa. A  pesar de su semejanza visual entre el roscón de pastelería y los que se encuentran en las grandes  superficies o supermercados (o incluso a la gasolinera), el Gremio recuerda algunos de los aspectos  que nos ayudarán a diferenciar entre un roscón artesanal y un roscón industrial:

  1. La masa madre: fermento natural formado de harina y agua. Las levaduras y bacterias que hay en la propia harina provocan la fermentación de las masas de forma natural y aportan un sabor y aroma únicos.
  1. Los ingredientes que lleva: el roscón de pastelería se elabora con ingredientes de calidad. Además de la masa madre, se utiliza harina de fuerza, levadura fresca, mantequilla, huevos frescos, etc.
  1. Los ingredientes que no lleva: para que pueda pasar semanas en el lineal de una gran superficie, el roscón industrial lleva hasta 3 tipos de conservantes (E200, E202, E220) y colorantes artificiales (E100, E127, E131, E133, E161B). El artesanal, en cambio, no lleva ningún componente que no sea natural, por ello, es vende recién hecho.
  1. El tiempo: elaborar un roscón artesanal es un proceso largo. Entre preparación, fermentaciones y cocción se necesitan más de 6 horas.
  1. La elaboración: el roscón de pastelería se hace a mano y uno a uno. La mayoría se elaboran la misma Noche de Reyes para que nos los comamos recién hechos el día 6.

Preparación de los Roscones

Para elaborar el roscón, se hace una masa de brioche y se estira dándole una forma rectangular. En  una de las piezas se pone una capa fina de mantequilla, así quedará hojaldrado. Después se pone el  cilindro de mazapán (almendra y azúcar a partes iguales rebajado con la clara de huevo), se enrolla y  se deja reposar con el cerrado mirando hacia abajo, untado con aceite. Si el mazapán es muy duro el  roscón se romperá y, si es muy blando, saldrá fuera de la masa. Se coge el roscón y se pinta con  mazapán rebajado. A continuación, se pone la fruta confitada tapando las juntas y se fermenta de dos  a tres horas. Justo antes de entrar en el horno (15 minutos a 190 grados de temperatura), se añade el  azúcar esponjado.

Historia del Roscón de Reyes

Lo comemos para conmemorar la festividad católica de la llegada de los Reyes Magos, pero se cree  que tiene raíces paganas: la celebración de las fiestas de invierno que ya hacían los romanos (año  nuevo, el 1 de marzo) y donde se servían unas tortas con higos, dátiles y miel. Se cree que fue en el  siglo III d.C. cuando se introdujo el haba, símbolo de generosidad, prosperidad y fertilidad. La  costumbre quedó muy arraigada en Francia, donde en el siglo XVIII un cocinero quiso sorprender al  Rey Luis XV introduciendo una moneda de oro dentro del roscón. Desde entonces, la sorpresa más  preciada es la moneda (que luego sería una figurita) y no el haba, convertida en un símbolo negativo  que, en nuestro país, obliga a quien lo obtiene a pagar el roscón.

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies