close
Seguir una dieta mediterránea durante el embarazo mejoraría la salud materna

Seguir una dieta mediterránea durante el embarazo mejoraría la salud materna

Un nuevo ensayo clínico descubrió que las mujeres que siguieron una dieta mediterránea durante el embarazo, incluyendo una porción diaria de frutos secos (la mitad de ellos nueces) y aceite de oliva virgen extra, registraron un 35% menos de riesgo de diabetes gestacional. Además, en promedio ganaron 1.25 kg menos que las mujeres que recibieron atención prenatal estándar.¹

Se ha demostrado que la dieta mediterránea rica en grasas buenas y no saturadas, que se encuentra en alimentos como las nueces y el aceite de oliva virgen extra, reduce el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y muerte cardiovascular en adultos, según un estudio PREDIMED de 2018. Las nueces, en particular, son un alimento tradicional de dieta mediterránea debido a su contenido de ALA, omega-3 (2,7 g / 30 g) (el único fruto seco con una cantidad significativa de este ácido graso esencial) y sus compuestos bioactivos. Aunque hasta la fecha se ha realizado una extensa investigación sobre la dieta mediterránea, el potencial de la dieta para mejorar los resultados de las madres y sus hijos no se ha evaluado ampliamente, lo que hace que este estudio sea particularmente valioso.

Dirigido por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres y la Universidad de Warwick, un nuevo estudio incluyó a 1.252 mujeres embarazadas de una ciudad multiétnica con factores de riesgo metabólicos, incluidos la obesidad y la hipertensión crónica. Además de recibir suplementos de ácido fólico y vitamina D, las mujeres fueron asignadas aleatoriamente a una dieta de estilo mediterráneo o a un grupo de control que recibió asesoramiento dietético según las recomendaciones nacionales del Reino Unido para el cuidado prenatal y el control de peso durante el embarazo.

Las que siguieron la dieta mediterránea consumieron una porción diaria de frutos secos (30 g / día; 15 g de nueces, 7,5 g de almendras, 7,5 g de avellanas) y utilizaron aceite de oliva virgen extra (0,5 l / semana) como su principal fuente de grasa para cocinar. Además, la dieta era rica en frutas, verduras, granos no refinados y legumbres; moderada a alta en pescado; moderada a baja en productos avícolas y lácteos; y baja en carnes rojas y procesadas. La dieta también recomendaba evitar las bebidas azucaradas, las comidas rápidas y los alimentos ricos en grasas de origen animal.

Los participantes recibieron recomendaciones dietéticas a las 18, 20 y 28 semanas de gestación para ayudar a mejorar el cumplimiento y asegurarse de que la dieta se adaptara culturalmente. Los investigadores midieron el cumplimiento de la dieta utilizando a través de los auto reportes de los participantes, por lo que es importante tener en cuenta que podría haber un error humano en los reportes.

Los investigadores también evaluaron el efecto de una dieta mediterránea en otras complicaciones del embarazo, como presión arterial alta, preeclampsia, muerte fetal, feto pequeño para la edad gestacional o ingreso en una unidad de atención neonatal, pero no encontraron ninguna asociación significativa.

Esta investigación aporta resultados relevantes para nuestro país, ya que en España se estima que una de cada cinco mujeres gestantes es obesa, lo que puede llevar a complicaciones del embarazo, riesgo a largo plazo de diabetes y complicaciones cardiovasculares para las madres y sus hijos.²

Estos hallazgos también proporcionan información adicional sobre la dieta mediterránea y su relación con otros beneficios para la salud, como la mejora de la función cognitiva.

Referencia del estudio:

  1. H. Al Wattar B, Dodds J, Placzek A, Beresford L, Spyreli E, Moore A, et al. (2019) Mediterranean-style diet in pregnant women with metabolic risk factors (ESTEEM): A pragmatic multicentre randomised trial. PLoS Med 16(7): e1002857. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1002857
  2. Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (2016)

Salva

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies