close
Snacks healthies para “picar” en la oficina y cuidar nuestra dieta

Snacks healthies para “picar” en la oficina y cuidar nuestra dieta

La falta de una buena alimentación en el lugar de trabajo puede provocar que el rendimiento sea deficiente y se ralentice. Además, estar muchas horas sin comer puede provocar, entre otras cosas, cambios de peso y ansiedad. Por ello, es necesario alimentarse mientras se trabaja, pero no todas las opciones aportan la energía que necesitamos de forma saludable.

Hay numerosas ofertas de comida o snacks por todas partes, en la calle, en las máquinas de vending o incluso en Internet, lo que hace que aumenten las ganas de comer algo. El ritmo frenético de las grandes ciudades, en muchas ocasiones, ayuda a que los snacks saludables queden relegados a un segundo plano. Durante muchos años, se ha extendido la creencia de que los aperitivos healthies no son apetitosos ni sabrosos, pero nada más lejos de la realidad: podemos encontrar una oferta bastante llamativa de aperitivos saludables.

A continuación, se detallan algunos snacks fáciles de tomar en la oficina y que concuerdan con una alimentación saludable y variada:

  1. Los frutos secos, un must en la oficina

Los frutos secos han tomado un gran protagonismo en todas las dietas saludables. Siempre que no estén fritos o recubiertos de otros alimentos como la miel o la sal, son una opción ideal para saciar el apetito. Las nueces, las almendras, los anacardos, las avellanas o los cacahuetes son algunos de los frutos secos más comunes y que aportan más energía.

Cada fruto seco aporta diferentes beneficios a nuestro cuerpo: las nueces, gracias a su Omega 3, ayudan a reducir el colesterol y controlar la tensión; las almendras son perfectas para aportar energía cuando las fuerzas flaquean y los cacahuetes ayudan a reducir el riesgo de ictus, entre otros beneficios como el gran aporte de fibra que todos ellos suponen. Por ello, la Fundación Española del Corazón aconseja ingerir 50 gramos diarios.

  1. ¿Chocolate? Sí, pero con un alto porcentaje de cacao

El chocolate negro tiene numerosos beneficios para el cuerpo: ayuda a disminuir el colesterol gracias a los flavalones, sustancias del chocolate que actúan como anticoagulantes de la sangre; aumenta la sensación de saciedad; mejora la función cerebral, ayudando a la memoria de trabajo, la atención y el razonamiento; y también funciona como antidepresivo y antioxidante para la piel. Por todo ello, es el snack ideal para matar el gusanillo de picar algo entre horas.

Una buena opción es el chocolate Pacari. Es totalmente orgánico, biodinámico y contiene un alto porcentaje de cacao, bajo en azúcar y sin lácteos. La compañía comenzó como un negocio familiar, pero en pocos años ha revolucionado la industria del cacao por la calidad e innovación de sus productos. Ha ganado más de 200 premios internacionales y obtuvo 16 galardones en la última edición de los International Chocolate Awards.

Además, es un chocolate que destaca por su responsabilidad social. La empresa chocolatera vela por una producción saludable y respetuosa con la sociedad y el medioambiente. De esta forma, creó nuevos modelos de agricultura orgánica sostenible que protegen la salud de agricultores de pequeña escala, que cuentan con certificación y que benefician a las mujeres de comunidades de la Sierra ecuatoriana, con mejores ingresos

Entre sus referencias puedes encontrar sabrosos y originales sabores: Pacari con Sal de Cuzco, Pacari con Esencia de Rosa Andina, Pacari con arándanos… ¡Los hay para todos los gustos!

  1. La reina de los snacks saludables: la fruta natural

La fruta siempre ha sido la reina de las dietas y la comida healthy, ya que ayuda a controlar el estrés diario y a mejorar la productividad personal debido a su gran aporte vitamínico.

Además, tiene un alto poder saciante, sobre todo algunas como la manzana por su alta concentración de pectina, una fibra que aumenta la sensación de saciedad. La naranja también ayuda a disminuir el apetito gracias a su alto componente de fibra y vitamina C. Según la temporada hay frutas muy sabrosas que aportan saciedad, como es el caso de la sandía en verano. Gracias a su alto contenido en agua dará la impresión de haber comido mucho más.

España tiene una gran oferta de fruta fresca durante todo el año, por lo que es muy sencillo consumir diferentes frutas según la época y así no caer en la rutina de comer siempre lo mismo.

  1. Tés e infusiones, la bebida healthy de moda

El té en todas sus variedades es, posiblemente, la bebida más sana que existe. Además de aportar numerosos beneficios al cuerpo como combatir el sobrepeso o aportar antioxidantes a la piel, el té ayuda a la circulación, lo que es muy importante si se pasan muchas horas sentado frente al ordenador. También tiene un efecto saciante. En concreto, el té verde ayuda a desempeñar de manera más efectiva las tareas del día a día en el trabajo. Estimula el cerebro y la agilidad mental y ayuda a tener mejor memoria de trabajo, según un estudio realizado por el Hospital Universitario de Basilea, en Suiza.

  1. Las verduras y legumbres también tienen cabida en la oficina

Los palitos de zanahoria son una de las tendencias en lo que se refiere a healthy food, pero puedes acompañarlos con diferentes salsas y purés para hacerlos más llamativos.

Una buena idea es combinarlos con la salsa griega “tzatziki”, elaborada con yogur griego natural, pepino, limón, ajo y algunas especias. El pepino es muy diurético y saciante y mejora notablemente la digestión, mientras que el yogur aporta probióticos necesarios para combatir hongos y bacterias, de esta forma será más difícil enfermar.

Otro acompañante ideal para los palitos de zanahoria es el conocido hummus. Este puré de garbanzos es bajo en grasas, mejora el ánimo y la irritabilidad debido a su alto nivel de serotonina. Además, aporta proteínas que dan energía y facilitan sobrellevar el día de trabajo.

  1. Snacks a base de arroz y cereales, unos buenos aliados

También en el mundo dulce hay opciones healthies muy sabrosas que acabarán con las ganas de picar entre horas. Las galletas de maíz son muy fáciles de hacer y son bajas en calorías, grasas y azúcares. Se elaboran con el grano entero de maíz, por lo que aporta una gran cantidad de fibra. Si además sufres celiaquía o prefieres no comer gluten, estas galletas están libres al 100%.

El maíz aporta una gran cantidad de beta-carotenos y luteína, esenciales para la prevención de enfermedades en los ojos, sobre todo si pasas muchas horas frente a un ordenador y sientes que la vista se cansa fácilmente.

Las barritas caseras son otra opción bastante saludable y con pocos azúcares. Puedes elaborarlas con avena, frutos secos o fruta y un poco de miel para darle el toque dulce. La avena es uno de los cereales healthy más de moda, ya que es rica en vitaminas, proteínas, fibra y ayuda a reducir el colesterol y prevenir los altibajos de glucosa. Es una buena aliada para las horas de trabajo, ya que aportará mucha energía con un bajo nivel glucémico.

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies