close
Bienvenida con pan y sal

Bienvenida con pan y sal

Los seguidores de ‘Juego de Tronos’ recordarán, al oír ‘pan y sal’, la traición de los Frey a los Stark que culminó con la sangrienta ‘Boda roja’ en la tercera temporada de la exitosa serie… los invitados norteños al ágape nupcial de Edmure Tully y Roslin Frey habían degustado la pan y la sal que les acreditaba como huéspedes de la casa y, por tanto, no podían sufrir daño en ella a manos de sus anfitriones. Pero la realidad, finalmente, no fue así y el rojo de la sangre tiñó hasta el último rincón del gran salón de Los Gemelos. Curiosamente el autor del universo de los siete reinos, George R. R. Martin, se inspiró en la ‘Cena Negra’ y ‘La Masacre de Glencoe’, dos hechos documentados en la historia de Escocia e Inglaterra… con más de 200 años de diferencia entre sí.

Al margen de este anecdótico comienzo, el recibimiento con pan y sal ha sido visto en la recepción de las federaciones al Mundial de fútbol de Rusia. Se trata de una tradición eslava de bienvenida, hospitalidad, larga amistad y buenos deseos. Es una ceremonia de saludo muy antigua que comparten Rusia, Ucrania, Bulgaria, Macedonia, Croacia, Serbia, Polonia, la República Checa, Eslovaquia y Rumanía. Se realiza en todo tipo de fiestas y no falta en las bodas. Es un buen augurio para los novios que deben comer un pedazo grande de pan con sal para garantizar una unión feliz y duradera.

En Rusia cuando se recibe la visita de una personalidad importante, respetada o admirada, se le ofrece una hogaza de pan con sal colocada sobre un bordado típico (rushnik).

En la ceremonia del pan y la sal el elemento más visual es un pan en el que destacan su forma prácticamente cónica y sus adornos. En Rusia se le llama ‘korovai’. ¿Por qué el pan? Porque era la comida más respetada de la región, una base alimenticia digna de agasajo.

El ‘korovai’ siempre se acompaña de la sal, que corona el pan, y que se asocia a la amistad (“tomarse un puñado de sal con alguien). Antiguamente la sal un producto muy caro, por ser un bien escaso y preciado sujeto a fuertes impuestos así que ofrecerlo a los invitados era todo un honor que se mantiene a lo largo de los siglos gracias a esta apreciable y típica ceremonia.

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies