close
¿Cómo será el consumidor post-Covid-19?

¿Cómo será el consumidor post-Covid-19?

Más digital, a favor del comercio de proximidad y más sensible al precio serán algunas de las características de los clientes de ‘la nueva normalidad’, según AECOC

Desde el inicio de la crisis sanitaria del Covid-19 hemos ido cambiando nuestra forma de consumir. A grandes rasgos, algunas de las tendencias que se han ido repitiendo a lo largo de estos más de dos meses de confinamiento han sido: un incremento significativo del número de personas que dedica más tiempo a cocinar -al pasar más horas en casa-; un aumento de las compras online o en el supermercado más cercano, al estar limitada la movilidad; una mayor preocupación por el precio, así como, por la seguridad y la trazabilidad.

Ahora bien, desde hace unas semanas hemos iniciado las fases de la desescalada. Por eso, uno de los interrogantes que nos planteamos es: ¿Qué características tendrá el consumidor post-Covid? ¿Seguirá comprando online? ¿Dejará de ir a comer tanto a bares y restaurantes? ¿El precio seguirá siendo un factor determinante, teniendo en cuenta la crisis económica que se avecina?

El precio condicionará las pautas de consumo

Tal como nos comenta Rosario Pedrosa, responsable del área de estrategia comercial y marketing de AECOC: “Sin duda, la economía será el gran condicionante del consumidor post-Covid. El 51% de los consumidores prevé que la situación económica de su hogar empeorará tras el confinamiento, y 4 de cada diez creen que este empeoramiento será duradero”.

El 51% de los consumidores prevé que la situación económica de su hogar empeorará tras el confinamiento

De hecho, la contención presupuestaria es una realidad que ya estamos viendo, y que se mantendrá una vez pasado el confinamiento, lo que provocará cambios en la cesta de la compra, con un crecimiento de los productos básicos y de las marcas de distribución (MDD), popularmente conocidas como marcas blancas.

Dos tendencias al alza: la alimentación saludable y el canal online

Un aspecto positivo, es que la apuesta por una alimentación sana y equilibrada, ya existente entre la población antes de la pandemia, seguirá creciendo. Según Pedrosa: “El consumo post-Covid también estará marcado por un incremento de la alimentación saludable y de proximidad y como no, de todas aquellas opciones que nos permitan comprar y alimentarnos sin salir del hogar”.

En este sentido, “hay que mencionar el crecimiento de los productos para cocinar en casa y del online, que ha sido por primera vez el canal de compra en alimentación prioritario para muchos consumidores y que seguramente, repetirán una vez pasado el confinamiento”, añade Pedrosa.

En cuanto a la fidelidad de los clientes, cabe decir que antes del Coronavirus, solíamos visitar entre 3 y 4 cadenas de supermercados diferentes cada mes, mientras que ahora sólo hacemos la compra en uno de ellos. “Durante el confinamiento también se están produciendo dos fenómenos interesantes: la relevancia del factor precio y la necesidad de abastecerse con productos básicos que ha hecho que el 27% de los consumidores hayan probado nuevos artículos y marcas que seguirán consumiendo en el futuro”, afirma la responsable del área de estrategia comercial y marketing de AECOC.

74,2% de los consumidores prioriza la compra en las tiendas más cercanas a sus hogares

Éxito del comercio de proximidad durante el confinamiento

Por otra parte, como hemos comentado, “la necesidad de minimizar los desplazamientos ha llevado a que el 74,2% de los consumidores priorice la compra en las tiendas más cercanas a sus hogares. El estar aislados ha descubierto las tiendas de proximidad a muchos ciudadanos, y hasta el 56,5% admiten que seguirán comprando en estos locales”, constata Pedrosa.

No obstante, “aunque la experiencia de los usuarios ha sido positiva en el comercio de proximidad, esto no quiere decir que abandonen las grandes superficies o sus supermercados de referencia una vez pase el confinamiento, sino que escogerán el canal más adecuado según sus necesidades de compra”, sostiene Pedrosa.

Así pues, una vez volvamos a ‘la nueva normalidad’ parece se acentuará la omnicanalidad. Es decir, que los consumidores utilizarán ambos canales en función de la misión de compra, pero sí se prevé un aumento en la intención de adquirir por esta vía ciertas categorías, sobre todo en salud y bienestar o cuidado personal.

En definitiva, teniendo en cuenta el análisis de Rosario Pedrosa, responsable del área de estrategia comercial y marketing de AECOC, todo indica a que el perfil del consumidor post-coronavirus apostará más por la compra online, será más favorable al consumo de proximidad y más ahorrador.

Texto: Èrika Parlon.

Salva

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response