close
Restaurantes: Cómo hacer la entrega a domicilio sin contacto para poder seguir trabajando

Restaurantes: Cómo hacer la entrega a domicilio sin contacto para poder seguir trabajando

restaurantes-entrega-domicilio-sin-contacto

Encontrar formas de facturar a pesar del cierre por coronavirus es imprescindible para disminuir las pérdidas. Os contamos cómo funciona este sistema de reparto y cómo implementarlo desde hoy

Las pizzerías y negocios de restauración, que no son considerados establecimientos de primera necesidad, están obligados a bajar la persiana cara al público y no pueden recibir clientes. Sin embargo, hay una alternativa que les permite seguir trabajando y facturando para evitar que las pérdidas económicas por el estado de alarma por el coronavirus en España sean menores.

El reparto a domicilio sin contacto se postula como una vía de supervivencia en este periodo de confinamiento, que el ministro de Transportes José Luis Ábalos ya ha dado por hecho que durará más de 14 días.

Entrega en casa sin contacto

El método se generalizó en China como medida de prevención del coronavirus y se ha acabado extendiendo al resto de territorios afectados. Consiste en pactar con el cliente dónde quiere que el repartidor le haga la entrega del pedido, lo coloque en el sitio marcado, tome una distancia prudencial y el comprador lo recoja. El punto más habitual es la puerta de casa del propio consumidor. Cuando el mensajero deja la comida en el punto indicado, debe apartarse un mínimo de 10 pasos para que el cliente recoja el paquete.

Para que el método sea efectivo, el repartidor debe seguir los métodos de higiene ante el coronavirus, llevar mascarilla y guantes a lo largo de todo el proceso, así como desinfectar el envoltorio donde se entrega la comida.

Para reducir el contacto a la mínima expresión, es imprescindible que no se manipule dinero en metálico. Por ello, es conveniente que los pagos se hagan previamente. Las grandes empresas, como Just Eat, Uber Eats o Glovo, han habilitado esta gestión a través de sus aplicaciones web y móvil, donde cuentan con una opción de pago online que facilita los trámites.

¿Qué hago si soy un pequeño restaurante y no tengo app propia?

Si no estás preparado para cobrar por internet a tus clientes, el sistema Bizum de tu entidad bancaria es una alternativa sencilla y práctica para estos casos. Establece un protocolo donde los clientes que quieran realizar un pedido deban pagar a través de este servicio indicando su nombre y apellidos, así como un número de pedido que desde el restaurante podéis establecer a estos encargos por orden de llegada.

Con este sistema -donde recibes el dinero instantáneamente, no hay comisiones y que se puede hacerse a través de cualquier aplicación bancaria-, puedes requerirle al cliente que primero ingrese el pago antes de que el repartidor salga a hacer la entrega.

No todas las entidades bancarias tienen contrato con Bizum; Twip o Verse son los nombres de otros sistemas de microtransacciones que quizás emplea la tuya. Consulta con tu banco cuál es la opción que ofrecen.

Vandemoortele-marzo2020

Print Friendly, PDF & Email

1 Comment

Leave a Response