close
El Informe del Consumo de Alimentación en España del Ministerio de Agricultura muestra la evolución y los hábitos de consumo del pan

El Informe del Consumo de Alimentación en España del Ministerio de Agricultura muestra la evolución y los hábitos de consumo del pan

El Informe del Consumo de Alimentación en España, publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación muestra los hábitos de consumo alimentarios y de bebidas de los residentes en España durante el año 2017.

Para ello, el informe analiza los factores con mayor influencia en la dimensión de dicho consumo y su evolución, realizando una fotografía completa de los alimentos y bebidas que consumimos tanto en el hogar como fuera del mismo. Como no podía ser menos, el pan es uno de los alimentos analizados.

A pesar de que la compra total de pan para consumo doméstico se redujo en un 2,5% en 2017; los hogares siguen dedicando a la compra de pan el 5,28% de su gasto en alimentación y bebidas para el hogar.

Una de las tendencias de mercado desde 2008, es la reducción de consumo de pan fresco normal. A pesar de la ligera recuperación de consumo en 2013, la tendencia de reducción continúa en el 2017.

Tal como demuestran los datos, el pan fresco normal es el más importante dentro de esta categoría, asumiendo el 74,2% de los kilos comprados en 2017. En segundo lugar, se encuentra el pan industrial fresco (13,2% del volumen), seguido del pan fresco integral (7,2% de cuota) y pan industrial seco (5,4%).

En cuanto al tipo de familias, los hogares formados por jubilados son los que más compran pan (23,5%) , seguidos por los hogares formados por parejas con hijos de edad media (18,4%) y los hogares formados por parejas con hijos mayores (15,2%). Por lo tanto, el perfil de hogar más afín al consumo de pan se corresponde con hogares con presencia de hijos con edades entre 6 y 15 años, con un consumo per cápita de 48,84 kg/persona/año.

A nivel territorial, Galicia, Navarra y el Principado de Asturias son las comunidades autónomas más intensivas en el consumo de pan. En el lado contrario se sitúan la Comunidad de Madrid, Aragón y las Islas Canarias.

Respecto al tipo de pan, el Informe constata que el pan fresco normal es el preferido con diferencia, ya que tiene un consumo per cápita de 24,16 kg/persona/año, muy superior al resto. En total el consumo medio de pan aproximado por persona y año durante el 2017 fue de 32,54 kg.

Finalmente, otro dato que destaca este estudio es dónde preferimos comprar el pan. La tienda tradicional continúa siendo el canal de compra principal, suponiendo el 37,4% de los kilos comprados. Supermercados y autoservicios asumen el 38,1% del volumen, experimentando un incremento del 3,1%. No obstante, tanto las tiendas de descuento como la tienda tradicional presentan una evolución negativa de 4,9% y 5,8% respectivamente.

En este enlace puedes consultar el Informe .

 

 

 

 

 

 


Salva

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies