close
El turrón es el rey de la Navidad: los pasteleros venderán 650.000 unidades en la provincia de Barcelona

El turrón es el rey de la Navidad: los pasteleros venderán 650.000 unidades en la provincia de Barcelona

Los obradores se esfuerzan cada año en sacar nuevos turrones que llamen la atención del público

El puente de la Constitución, del 6 al 8 de diciembre, es la fecha límite de los pasteleros para tener lista la campaña de Navidad, uno de los períodos más ajetreados en el obrador. Las pastelerías se esfuerzan temporada tras temporada en innovar y atraer clientes: “cada pastelero saca su propia obra”, explica Elies Miró, presidente del Gremi de Pastisseria de Barcelona, por lo que la oferta que puede encontrarse en las tiendas es muy variada.

Una tendencia que se ha asentado en los últimos años es la de hacer turrones de menor tamaño, “porque las familias no son tan grandes como antes”, afirma el presidente, que rememora cuando en su infancia “solo había 6 o 9 variedades de turrón. Ahora puede haber hasta 20 o 30”, un factor que también influye en que las dimensiones sean más contenidas. 

El turrón se corona como el producto más vendido en Navidad. En 2017 se vendieron solo en Barcelona y provincia unos 650.000 turrones artesanales y el Gremi prevé mantenerse en la cifra este año: “no esperamos un crecimiento exponencial”, subraya. Los números los obtienen encuestando a sus agremiados y haciendo los cálculos proporcionales. El gasto también depende del ocio de los consumidores. Por ejemplo, si hay una buena temporada de esquí, “la gente sale y compra los turrones en Andorra”, afirma. En cambio, si se quedan en casa, “pueden aumentar las ventas locales”. Otros productos pasteleros muy adquiridos son los panetones “que se están arraigando cada vez más“, y los troncos de chocolate.

Estos últimos “han cogido mucha fuerza en fin de año o en nochebuena” porque algunas familias prefieren no comer turrones después de las comidas copiosas y optan por un postre más ligero como el tronco. Esta opción se ve más reflejada en las ciudades, donde las tendencias evolucionan más deprisa. “Los pueblos son más tradicionales y allí se come más turrón”, comenta Miró.

Supermercados vs. Pastelerías tradicionales

El mayor número de ventas de turrones sigue viniendo de las grandes superficies. Allí son más baratos y la compra es más rápida. Sin embargo, Miró se mantiene firme y asegura que “la gente sabe elegir y diferenciar que un turrón artesanal es más natural, no tiene conservantes y mira más por la salud”. Al ser un producto más caro por su mayor calidad, el presidente es consciente de que “hay gente que no tiene opción y lo compra en el supermercado”.

El roscón de reyes, otro éxito asegurado

Otro de los hits de diciembre es el roscón de reyes. Este “se mantiene en alza y está muy establecido en las pastelerías catalanas”, explica Miró, un producto que tiene muy buenos números “a pesar de que la campaña de turrones es mucho más larga y que la producción de roscón tiene limitaciones físicas” -se produce para comer solamente los días 6 y 7-, concluye. Tal y como declaró a principios de año a la ACN, el Gremi calculó que en Cataluña se comerían 900.000 roscones de reyes.

Terpan

Print Friendly, PDF & Email

1 Comment

Leave a Response