close
“Las nuevas tecnologías juegan un papel importante para el futuro de las ferias: desde las redes sociales hasta llegar a la realidad virtual”

“Las nuevas tecnologías juegan un papel importante para el futuro de las ferias: desde las redes sociales hasta llegar a la realidad virtual”

Emanuela Esposito es la responsable de Ferias de la Cámara de Comercio Italiana en Barcelona (CCIB), una institución que ayuda a expandir la red de contactos de una empresa, ofreciendo la oportunidad de conocer a clientes potenciales y colaboradores. Es decir, actúa como una gran red comercial que favorece las oportunidades de negocio y promueve el intercambio comercial.

Desde su punto de vista profesional, Esposito remarca la importancia de las ferias internacionales, ya que son una poderosa herramienta del marketing, un gran escaparate comercial y un medio de comunicación importante.

Además, también aprovecha para destacar la importancia de la introducción de las nuevas tecnologías en el sector y la evolución hacia las ferias 2.0. Es decir, a eventos que no terminan cuando la exposición cierra sus puertas, al contrario, duran todo el año. En este sentido, considera que las redes sociales y el marketing de contenidos juegan un papel crucial.

  • La Cámara de Comercio Italiana en Barcelona es colaborador oficial de las principales instituciones feriales Italianas. ¿Cómo colaboran? ¿Es la internacionalización, un claro objetivo?

La misión principal de la Cámara de Comercio Italiana de Barcelona (CCIB) consiste en una constante acción de promoción de las relaciones económicas entre Italia y España. Se trata por lo tanto, de una acción bidireccional que ayuda a la internacionalización de las empresas de ambos países, a través de la creación de oportunidad de negocio. En este marco los eventos feriales italianos representan un canal estratégico, no sólo para la internacionalización de las empresas, sino también para exportar al extranjero un ‘Made in Italy’ aplicable al evento de negocio.

La CCIB colabora desde hace muchos años con el sistema ferial italiano y lo representa en España realizando actividades de workshop BtoB, promoción, marketing, y comunicación de los eventos, ilustrando las oportunidades, las ventajas de participación y brindando soporte y asesoría a las empresas.

  • ¿Hay gran demanda de productos italianos en España? ¿Dirías que es un sector en constante crecimiento?

Los intercambios económicos entre Italia y España siempre se sitúan en niveles muy altos y son un aspecto económico importante de nuestras economías.

En 2018 Italia ha sido el cuarto país por valor de las importaciones desde España (20.184 millones). El comercio entre los dos países se concentra en el macro-sector de productos industriales y tecnológicos, que en 2018 representaron el 74,4% de las ventas italianas al mercado español (datos Farnesina).

La industria de Alimentación y Bebidas es uno de los sectores más interesantes: las ventas italianas mantienen una tendencia positiva, marcando un crecimiento constante medio del 5,3%.

Los productos agroalimentarios italianos más demandados por los españoles pertenecen al sector de la panadería y pastelería (alrededor de 380 millones de euros al año), productos hortofrutícolas (más de 200 millones/año) y las bebidas alcohólicas (por encima de los 110 millones/año).

Cifras que se deben tener en cuenta junto con la evolución de los gustos de los consumidores, más atentos a los productos gourmet, naturales y a la denominación de origen.

  • Italia también es un objetivo para el mercado español; somos dos países muy similares en todo: costumbres, alimentación, clima… ¿Puede esto ser un punto a favor para facilitar la venta?

Sin duda, las relaciones entre las dos economías siguen siendo fuertes y dinámicas, también gracias a una afinidad cultural, lingüística, al clima y a la ubicación geográfica.

Estos factores están en la base de lo que se define un comercio “intra-industrial”: un intercambio de productos similares pertenecientes a la misma industria, es decir, cuando se produce la importación y la exportación del mismo tipo de bienes o servicios.

  • La innovación tecnológica nos hace avanzar velozmente en muchos aspectos. ¿Se nota esto en las ferias en las que colaboráis?

Es necesario adaptarse a la innovación tecnológica y las ferias son conscientes de la urgencia de invertir en este sentido.

En primer lugar, los organizadores han comprendido que pueden y deben desarrollar las marcas de ferias en marcas de marketing, brindando servicios a las empresas durante todo el año, más allá de la misma feria. Esto significa que las ferias 2.0 no terminan cuando la exposición cierra sus puertas, al contrario, deben durar todo el año. El objetivo es encontrar nuevas formas de interactuar con su público ofreciendo una participación personalizada y agregando una comunidad de operadores.

Las redes sociales y el marketing de contenidos son elementos importantes de este proceso. También se introducen nuevos formatos, herramientas digitales, estrategias de participación renovadas y eventos itinerantes para “hacer cultura” entre una edición y otra.

Gracias a todo esto es posible hacer que el producto y el expositor vivan más allá del evento y obtener un feedback preciso en términos de datos, por los cuales, incluso las pequeñas empresas se vuelven más competitivas.

Mucha atención se pone también en la mejora de la experiencia dentro de la propia feria a través de la creación de aplicaciones específicas.

Nacen nuevas herramientas de matchmaking, que a través de las plataformas web de los eventos permiten a expositores y visitantes acceder a una lista de contactos recomendados y poder organizar su propia agenda de antemano.

En algunos salones, el clásico catálogo de expositores se ha convertido en una plataforma de gestión de pedidos.

  • ¿Cómo facilitan las ferias las relaciones comerciales?

Una feria siempre será un momento de encuentro importante entre oferta y demanda. Presentar un producto o un servicio en un stand de un salón internacional permite una aceleración del proceso de venta que optimiza la relación coste de venta/cliente, en un entorno privilegiado para una venta profesional.

En una exposición intervienen todas las variables del marketing. La empresa presenta a todos los visitantes sus productos, su precio, su distribución, su publicidad, su promoción y su fuerza de ventas, poniendo más énfasis en alguno de estos elementos, de conformidad con los objetivos que pretenda alcanzar. El stand es una especie de embajada de la empresa.

  • ¿Piensa que en un futuro próximo las ferias cambiarán su modelo de gestión?

Como cualquier herramienta de inversión de una empresa, la feria para competir y responder a los cambios de los mercados debe evolucionar e innovar constantemente, anticipando tendencias y orientando sus estrategias a largo plazo hacia una diversificación progresiva de la actividad típica.

Es importante no dejar de investigar las propensiones al consumo y las innovaciones de los sectores involucrados.

Es fundamental, también dedicarse las actividades que van “más allá de la feria”: acontecimientos culturales de las ciudades y asociaciones de productores, eventos de expositores individuales, cenas de gala, aperitivos y todo lo que pueda resaltar la peculiaridad del salón.

En definitiva, la tecnología en este caso juega un papel importante para que la feria se inserte en una perspectiva futura: desde las redes sociales hasta llegar a la realidad virtual.

  • ¿Asociarse a la Cámara es un buen apoyo para todo aquel que quiera afianzar relaciones comerciales italianas/españolas? ¿Dan apoyo con un amplio abanico de servicios?

Las empresas que se asocian a la CCIB  entran a formar parte de una red de contactos que favorece nuevas oportunidades de negocios y promueve el intercambio comercial.  Los miembros de la Cámara de Comercio Italiana – Barcelona son empresas con una fuerte presencia en el mercado italiano-español, así como pequeñas y medianas empresas de reciente creación o bien que desean expandirse.

Además de ofrecer servicios de información, investigación, consultoría y networking, la CCIB se propone como plataforma para incrementar la visibilidad de una marca a través de eventos organizados a medida según las necesidades de sus socios.

Asimismo la CCIB cuenta con el apoyo de instituciones tanto locales como italianas presentes en España y forma parte de la red de las Cámaras de Comercio Italianas en el extranjero que actualmente cuenta con 78 oficinas en 56 países.

Emanuela gracias por compartir con nuestros lectores esta información tan importante para nuestro sector. ¡Seguimos en contacto!

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies