close
Gaeta es la cuna de la palabra ‘pizza’…, al menos a nivel documental

Gaeta es la cuna de la palabra ‘pizza’…, al menos a nivel documental

Gaeta (Italia)

La curiosa etimología de la palabra pizza, el nombre que lleva el plato más internacional

Los detalles sobre los orígenes de las cosas siempre guardan sorpresas. Si lo más frecuente es pensar que la palabra ‘pizza’ nació en Nápoles…, lo cierto es que, podría ser; pero las fuentes documentales sitúan la palabra como nombre del plato hoy más popular a escala internacional ¡en Gaeta!, una población costera del sur de Italia. Allí se encontró un manuscrito del año 997 en el que se menciona qué es la ‘pizza’.

Dentro de un estudio etimológico idiomático, además, se han encontrado algunas sorpresas como la palabra ‘bizzo’ o ‘pizzo’ del alemán antiguo que llegó a Italia a mediados del siglo VI llevada por la invasión lombarda, pueblo de origen germánico que ocupaba prácticamente las tierras de la actual Eslovaquia, y que en la primavera del año 568 cruzó los Alpes Julianos conquistando el norte de Italia. En diversas campañas durante los años que siguieron, los lombardos acabaron conquistando la Toscana en el año 572. Hoy, la Lombardía, es una de las 20 regiones administrativas y políticas de Italia cuya capital se sitúa en la próspera Milán.

Pizza Margherita

Pinsa, pizzicare, picea, pita, πικτή (pikte), picta…

La explicación más plausible sobre la evolución de la palabra ‘pizza’ es que puede tener su origen en la palabra latina ‘pinsa’, el pasado participio de ‘pinsere’, que quiere decir: aplanar. La ‘pinsa’ se referiría al aplanamiento de la masa.

La siguiente cuestión etimológica es la palabra italiana ‘pizzicare’ que se refiere a “sacar” la pizza rápidamente del horno; a la que sigue la palabra latina ‘picea’ que describe el oscurecimiento del pan en el horno o la adquisición durante el horneado de las cenizas.

Las similitudes, además, se unen etimológicamente a la palabra aramea ‘pita’, que está en el Talmud babilónico y se refiere al pan en general; y otra semejanza está en la palabra del griego antiguo πικτή (pikte), que significa pastelería fermentada transformada por el latín en ‘picta’ que acabó derivando, finalmente, en ‘pizza’.

Pizza napolitana

La actual fórmula se creó en Nápoles

La fórmula actual de la pizza, eso sí, se creó en Nápoles. Así como los panes planos eran un hecho común en los pueblos mediterráneos la creación de un plato con ingredientes básicos, como lo es la pizza napolitana, que fue presentada a la reina Margherita de Saboya, y quien, dicen, que la eligió como su favorita porque reúne los colores de la bandera italiana.

Una de las claves de esta fórmula es la adición del tomate; un fruto de origen trasatlántico que llegó a la península Itálica en bajeles españoles en el año 1554 procedente del actual Perú. En Italia se utilizó como alimento recibiendo el nombre de ‘pomi d’oro’, ya que su color original era el amarillo. A finales del siglo XVIII en los arrabales de Nápoles se comenzó a añadir tomate a un pan plano elaborado con levadura, dando lugar al nacimiento de la pizza napolitana. Un alimento que poco a poco creció en popularidad y llegó a las mesas reales y aristocráticas.

A partir de aquí la evolución de la pizza la marcan los ingredientes locales y los diferentes tipos que, en Italia, están muy claros: napolitana, clásica, ‘al taglio’ (‘in Teglia’ o ‘lingua romana’).

 

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies