close

La revolución del croissant

19 junio, 2018

Los croissants rellenos y cremosos son tendencia.

De fresa, frambuesa, con crema de queso… cada vez son más las pastelerías, y también las panaderías dentro de su oferta de pastelería básica, las que incluyen en sus tentadoras propuestas la nueva tendencia dulce: los croissants rellenos de sabores cremosos dulces y salados. No hay límite a las posibilidades que ofrece el croissant en combinación con todo tipo de rellenos y las redes sociales también se están haciendo eco. Se habla, incluso, de ‘la revolución del croissant’ así que en P&P no hemos podido resistirnos a conocerla más de cerca.

Hace alrededor de unos 8 años aproximadamente más o menos que salieron los croissants rellenos pero en torno a 2013 nosotros empezamos a crear croissants más frescos, de sabores diferentes” ha explicado a P&P el pastelero Lluís Costa, ganador del premio al mejor croissant de mantequilla de España 2015 y quien desde la pastelería Vallflorida de Sant Esteve de Palautordera (Barcelona) plantea algunas de las propuestas más interesantes que se pueden encontrar en croissants rellenos. En su pastelería el 20 % de la producción de croissants hoy por hoy son rellenos.

“Es un producto que podemos encontrar en dos formatos. Uno en el que cocemos el croissant con el relleno dentro y otro en el que se añade después de la cocción. ¿Cuál es la diferencia? Por ejemplo, si haces un relleno de frambuesa y lo cueces en el horno al final pierde muchas cualidades; en cambio, si la añades al final tienes más sabor, más calidad, que es lo que se busca” destaca Lluís Costa.

Dónde se encuentran más

Toda tendencia tiene una región desde la que se expande. En el caso del croissant relleno hay 3 áreas en las que se pueden localizar con más facilidad: Cataluña, Madrid y Valencia. “También se puede hablar de la parte norte de Galicia” comenta el pastelero de Sant Esteve de Palautordera.

Sabores sin límites

La masa del croissant no se puede clasificar en dulce o salado. Esos gustos los adquiere con rellenos y coberturas por lo que es una base que permite múltiples combinaciones. La única limitación, en realidad, está en el gusto de la clientela. “Puedes hacer un croissant de ostras o de pepino que está buenísimo pero si no gusta a la gente no triunfará pero imposible no hay nada” aclara Costa. “En un croissant te puedes encontrar bacalao, cremoso de queso mascarpone, sobrasada… que funcionan muy bien. La gente se atreve con ellos. Es una cuestión de cultura” puntualiza Costa.

 

 

 

Fotos: Pastisseria Canal

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies