close

¿Los europeos de la Edad de Bronce utilizaban mijo para hacer pan?

mijoverde

El estudio del colágeno de los huesos de una tribu celta del Norte de Italia, los llamados galos cisalpinos por parte de los romanos, revelan restos de un compuesto de cuatro átomos de carbono. Esta molécula es propia de plantas denominadas C4 como el maíz, el sorgo… y el mijo, que lo emplean en un tipo de ruta para la fotosíntesis.

La tribu de galos cisalpinos ocupó el valle del Po entre el siglo III  y el siglo I antes de nuestra era y antes de la conquista romana. La región era propicia para el cultivo del mijo (Panicum miliaceum) y algunas fuentes de la Antigüedad aluden a su uso en la dieta local. Es el caso de Plinio el Joven quien afirmaba que, en esta llanura agrícola de gran abundancia, el mijo se empleaba para preparar harina para pan o consumirlo en caldos. La llanura padana, en la que se asentaron los galos cisalpinos, era un gran espacio fértil que ofrecía las condiciones idóneas para cultivos de ciclo corto en las estaciones de primavera y otoño. Esto, al igual que sería posible en la actualidad, favorecía la siembra del mijo y la recogida de la cosecha en un periodo de unos dos meses.

Desde la Edad de Bronce, esta planicie (que se extiende por el norte de Italia desde los Alpes hasta las regiones de Toscana, Umbría y Marcas) se caracterizó por la agricultura intensiva y el pastoreo.
El mijo es uno de los primeros cereales en ser cultivados y se calcula que fue domesticado en Asia hace unos 10 000 años. Se cree que llegó a Europa gracias a las tribus nómadas… aunque hasta ahora no había mucha constancia de su uso como alimento humano en la Prehistoria en este continente. La duda se ha resuelto mediante un estudio realizado por especialistas de diferentes disciplians de las universidades de Granada (UGR), Córdoba (UCO) y el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IATC, CSIC-UGR). La investigación, desarrollada gracias al estudio de los restos de unos 2 100 años de antigüedad conservados en la necrópolis del Seminario Vescovile, en Verona, ha sido publicada en la revista Scientific Reports.

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR