close
El mundial de Parma se resistió a ‘la squadra’ española

El mundial de Parma se resistió a ‘la squadra’ española

Rocío Marquina Martínez fue la primera clasificada de los representantes españoles en la categoría de ‘pizza clásica’ en el campeonato de Parma (Italia) que tuvo lugar del 8 al 10 de mayo pero sus 750 puntos se quedaron lejos de los 803 que registró el ganador absoluto de la categoría, el milanés Giorgio Sabbatini. El ‘pizzaiolo’, que convenció a los jueces con su ’10 tomates interpretados en una margarita’ que se impuso por 4 puntos a la ‘Oda al tomate’ del italiano de Ragusa Massimiliano Canniza y de la ’Il Yuzou’ del francés Franck Guglielmi.

Entre las propuestas que presentó la selección española que capitanea Jesús Marquina, probablemente por las preferencias más clásicas del jurado “aunque eso tampoco se puede asegurar porque hay 5 o 6 mesas de jurados… pero la propuesta que presentamos en la ‘Pizza a due’ ‘Filosofía del parmesano’, parmesano en 4 texturas, que para mí es del 10 y la hemos testeado con mucha gente y es maravillosa aunque, bueno, no tuvo buenos resultados. Pero vamos a mejorarla”. En total esta propuesta, que concentraba grandes esperanzas y que presentaron Gustavo Marquina Ruiz con el propio Jesús Marquina Cepeda, alcanzó 920 puntos. Una puntuación, de nuevo, muy alejada de los 1 249 puntos que obtuvo la ‘Primavera’s dripping’ de los italianos de Pontoglio Roberto Minelli y Michele Lasco.

Equipo cómodo a pesar del estrés

“Es como cuando juegas una final. El estrés, la adrenalina y demás se respira pero cómodos sí estábamos. Primero porque somos ya veteranos y luego porque se apoyan unos con otros. En el equipo cuando va a salir uno está todo el mundo con él, apoyando y ayudándole. El estrés es normal en una competición. Si no lo tienes no eres buen competidor” explica Marquina.

La preocupación de los equipos extranjeros es siempre la de transportar todos los ingredientes, masas, etcétera y mantenerlos en óptimas condiciones por lo que hay que contar con camión frigorífico que permita conservar y preservar los ingredientes. “La preocupación siempre es que las masas estén a la temperatura, estar de guardia con el camión arrancado hasta que nos conectaron el cable… son las preocupaciones de jugar.” Una circunstancia que tocará repetir en Roma, en el campeonato del mundo por equipos que tendrá lugar del 28 al 30 de mayo.

Fotos: Asociación nacional de pizzeros artesanos
Print Friendly, PDF & Email