close

San Honorato, un patrón discreto

Cada 16 de mayo se celebra San Honorato, el patrón de los panaderos… una celebración que ahora se puede calificar como discreta. “Poco a poco se ha ido perdiendo. Todavía hay algunas asociaciones que lo celebran pero no con la intensidad de antes” ha explicado a P&P José María Fernández del Vallado, secretario general de la confederación española de organizaciones de panadería (Ceopan). La principal celebración panadera se ha traslado, sobre todo, al 16 de octubre, fecha en que se conmemora el día mundial del pan.

“Como patrono de los panaderos en muchos países no se celebra. Los panaderos lo sabemos pero no es una tradición que se haya inculcado” ha respondido Antonio Arias, presidente de la unión internacional de panaderos y pasteleros (Uibc), a la consulta de P&P. La tradición religiosa puede ser determinante también. “Hay países con una gran tradición panadera no católicos por lo que no lo celebran. Hay muchas celebraciones alrededor del mundo que están muy relacionadas a sus tradiciones y religiones que se celebran con pan, como ejemplo el ‘Pan de Muerto’ que es la mezcla de dos culturas donde en el pan de muerto se combinan tradiciones indígenas con las traídas al Nuevo Mundo, hoy en día es parte importante del altar de muertos. Desde LA UIBC defendemos y apoyamos cualquier expresión de tradición donde se vea al pan como símbolo de la unión en las familias y como mensajero de paz, ‘donde hay pan no hay guerras’ y es nuestro deseo que nunca falte pan en ninguna mesa. Cuidar y trasmitir siempre nuestras tradiciones son importantes ya que tienen que ver con la cultura y el origen de lo que nos rodea” concluye Arias.

Gremios, panaderías y pastel Saint Honoré

Uno de los gremios que aún mantienen la tradición es el de Barcelona capital. Donde cada año se celebra una cena de hermandad… quizás alguna actividad programada en otros puntos de España pero, en general, son los panaderos quienes, con pizarras o pequeños carteles, recuerdan la celebración.

El 16 de mayo es uno de los más indicados para poner a la venta la tarta ‘Saint Honoré’. Sobre su origen hay dos versiones: que fue creada en honor del santo y que su autor, Fauvel Chiboust, le puso el nombre a su creación de bollitos de pasta choux caramelizados y con crema chiboust (crema pastelera, gelatina y merengue) nacida en 1846 porque dio la casualidad de que su tienda estaba en la parisina calle Saint Honoré. En cualquier caso, el postre es ya un clásico de la repostería profesional y ha conquistado los paladares a lo largo de los siglos.

¿Quién fue San Honorato?

El llamado a ser patrón de los panaderos puede haber sido el tercer obispo de Amiens (Francia). No se puede asegurar con firmeza porque al parecer el autor del catálogo episcopal agrupó a la cabeza de la lista de obispos de la diócesis a los que eran venerados como santos. Lo que sí parece claro es que era el obispo de Amiens en el momento del descubrimiento de las reliquias de los santos Fusciano y Victorico. Fue durante el reinado del rey Childeberto (del 511 al 558). Por tanto San Honorato vivió en el siglo VI. Se cree que es patrón de los panaderos porque su ama, estaba cociendo pan y al conocer la noticia afirmó que se lo creería si la pala requemada se convertía en árbol… y la tradición dice que la plantó en el patio y creció una morera. También se dice que fue protagonista de un milagro eucarístico: que la mano de Cristo se apareció sobre el cáliz y cogió la hostia durante la consagración (pero también se afirma en el caso San Fermín y San Salvo que fueron igualmente obispos de la misma diócesis).  Nació y murió en Port-le-Grand pero su cuerpo se trasladó a Amiens porque se consideraba más seguro. La fecha de su muerte fue: el 16 de mayo.

Nuestra Señora de Amiens (Francia)

En 1301 el entonces obispo de Amiens fundó la Cartuja de San Honorato donde se guardó el cráneo del santo; y en 1204, en un terreno cedido por el panadero Renold Theriens, se construyó una iglesia en su nombre en París… fue la sede de la cofradía de panaderos pero hoy no se conserva.

En 1659 Luis XIV de Francia determinó que se convirtiese en el santo patrono de los panaderos… pero no es el único con esa denominación, aunque sí sea el más conocido y reconocido. Otros patronos panaderos son: San Ludardo, panadero en el siglo XIII; San Illes (en Saint-Denis); San Amberto de Cambrai (en algunas localidades belgas); la Virgen de las Mercedes (en Valencia), Nuestra Señora de Lledó (en Castellón); y Santa Rita de Casia (en Zaragoza).

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies