close

Trasmitir la tradición panadera del ‘Pan de Alcalá’ a través de los niños

taller-pan-colegio-salesiano-marzo-2017-038

El asociacionismo panadero acaba de asistir a la creación de la asociación ‘Pan de Alcalá’ que ha unido 13 obradores mediante la vinculación a la federación de industriales y comerciantes de Alcalá de Guadaíra (Fica) en la provincia de Sevilla. Es una asociación que nace con un programa de actividades y estrategias orientadas a crear, como primer paso, un fin colectivo. “Vamos a hacer una marca colectiva. Hemos promovido recientemente la marca de las ‘Tortas de Alcalá’ un dulce típico que ha dado mucho juego desde el punto de vista de imagen, de cooperación empresarial y de colaboración entre productores. De momento hemos dado un paso muy grande que es agrupar a 13 panaderos en la localidad” ha explicado a P&P Carlos García, presidente de Fica.

Talleres panaderos infantiles

Una de las primeras actividades de la nueva asociación, además de crear logo de marca e  identificar los tipos de pan que se encuadran en ella ha sido la creación de unos talleres infantiles en los que los niños pueden trabajar las masas del ‘Pan de Alcalá’ y llevarlas a casa para hornear. “Hemos hecho un primer taller con niños de 1º primaria y también lo haremos con niños de 3º de primaria en el colegio de los Salesianos. El próximo curso lo haremos en todos los colegios de Alcalá” ha manifestado a P&P Eulogio González, presidente de la asociación ‘Pan de Alcalá’.

Los talleres infantiles se inician con unas clases previas que imparten los profesores del centro escolar en las que se explica el valor del trigo en la alimentación básica, el trabajo de los panaderos, la historia de los molinos de Alcalá y la tradición panadera de la localidad. A continuación, los panaderos de ‘Pan de Alcalá’ enseñan a los pequeños los ingredientes naturales del pan, el empleo de la masa madre, las técnicas de elaboración tradicional y las ventajas nutricionales del buen pan. Ante los ojos de los pequeños dan forma a las diversas piezas que identifican al ‘Pan de Alcalá’ como los bollos, el ‘picaíto’, la ‘media de canto’ o la elaborada ‘rosca alcalareña’.

Tras las enseñanzas los niños toman el protagonismo y trabajan ellos mismos un trozo de masa con el que elaboran sus propias piezas. El resultado de su trabajo se lo llevan a caso para hornearlo y consumirlo en familia.

Una seña de identidad

“El pan es una seña de identidad Alcalá de Guadaíra. Durante siglos el pan que se ha consumido en Sevilla, en la capital, ha sido elaborado aquí por eso recibe el sobrenombre de ‘Alcalá de los Panaderos’ e incluso se hizo una línea de ferrocarril para llevar el pan a Sevilla. En los años 30 del siglo XX había entre 35 y 40 obradores y solo unos 10 000 habitantes esto da una idea de la importancia histórica de la panadería para Alcalá” comenta Carlos García.

El sobrenombre de la ciudad, que hoy cuenta con unos 75 000 habitantes, es un orgullo para el colectivo panadero local que tratan de que se mantenga y amplíe su tradición manteniendo el saber hacer de siglos frente a la producción de pan candeal que no tiene su origen en el conocimiento alcalareño que, inevitablemente, se exportó a otras ubicaciones.

Un pan de miga dura

Sensorialmente el ‘Pan de Alcalá’ es un pan de miga dura, casi compacta y muy blanca. Es base de la gastronomía alcalareña que hunde las raíces de su pasado en la fertilidad de la vega que la rodea y en la que se cultivaba el trigo que luego se molía en los molinos ribereños que modelaron el curso del río Guadaíra. Para defender estos centros de la apreciada harina blanca se construyó un castillo… y la proximidad geográfica a Sevilla hizo que la demanda y oferta de pan crecieran hasta convertirse en el principal proveedor, durante cientos de años, del pan que se consumía en las mesas de la capital sevillana. Esta proximidad también conllevó una evolución empresarial. “Muchos panaderos de Alcalá se afincaron en Sevilla para reducir costes. De hecho, los antepasados de las panaderías más antiguas de Sevilla tienen su origen en Alcalá” apunta Eulogio González. Hoy, no quedan harineras en la ciudad… pero sí que continúa la tradición panadera.

Fotos: Pan de Alcalá
Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR