close
Chapata de olivas, nueces y beicon, crujiente y sabrosa

Chapata de olivas, nueces y beicon, crujiente y sabrosa

Un pan tierno y crujiente enriquecido con olivas, frutos secos y beicon: una comida llena de sabor y de textura para disfrutar ‘mediterráneamente’

Una de las especialidades de la cocina mediterránea es el pan con aceitunas, una comida sana y deliciosa de origen griego que se presta perfectamente para comer, por ejemplo, como entrante.

Tradicional y exquisito

La aceituna es originaria de Asia Menor y se extendió desde Irán, Siria y Palestina al resto de la cuenca del Mediterráneo hace unos 6.000 años.

Ya en aquel entonces, las aceitunas constituían un negocio importante. Incluso se decía que eran la principal fuente de la riqueza del reino Minoico. Los fenicios se llevaron las aceitunas en sus viajes y se han llegado a encontrar en las tumbas del antiguo Egipto.

Tanto el pueblo griego como el romano fueron grandes amantes de las aceitunas y, mientras el imperio romano se iba expandiendo, este producto también se extendió. Hay que recordar, además, que el comercio del aceite (realizado principalmente por mar), desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de la economía mediterránea, en la que los aceites procedentes de Hispania se consideraban como los mejores del mundo conocido.

En cuanto al pan, en la república romana ya había hornos públicos. Para los legionarios romanos el pan era un alimento habitual y era corriente que su dieta estuviera formada en gran parte de aceitunas y pan. Esto fue lo que facilitó que se uniera el pan y la aceituna en un solo producto, y tuviera tanto éxito. Después, los griegos popularizaron esta receta de pan con aceitunas.

Más que aceitunas

La propuesta que hoy os traemos recupera esta excepcional combinación de productos típicos de la dieta mediterránea como son el pan y las aceitunas y añade, además, otra: las nueces. Este fruto seco contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas además de aportar muchos antioxidantes. También se sabe que contienen proteínas, vitaminas del grupo B, la vitamina A y aminoácidos, que ayudan a reducir el colesterol ‘malo’ del cuerpo.

Si a estos dos ingredientes excepcionales les añadimos el beicon, que aporta sabor y proteína, obtenemos una chapata para chuparse los dedos.

Ingredientes

150 g de aceitunas negras
150 g de aceitunas verdes
50 g de nueces
80 g de beicon
1.000 g de harina media fuerza
600 ml de agua
20 g de sal
10 g de levadura
150 g de masa madre
50 ml de aceite de oliva

Elaboración

  1. Cocinar el beicon en la sartén o en el horno hasta que quede dorado. Lo dejamos macerar junto con las olivas y las nueces.
  2. Amasar todos los ingredientes excepto la mezcla de olivas, que añadiremos al final.
  3. La temperatura de la masa final debe ser de 24ºC. Hacemos un reposo en bloque de 24 horas en nevera.
  4. Estirar la masa en forma de rectángulo. Cortar las piezas de la longitud adecuada. Fermentación final de 60 minutos.
  5. Cocción a 240ºC con poco vapor. Pintar con aceite macerado con hierbas provenzales.

‘Xapata d’olives, nous i bacon’ de Newspa nº 195. Receta de Toni Vera

 

 

 

 

 

 

 

 


Salva

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies