close

Brownie de calabaza

15 noviembre, 2017
Gluten free vegan and paleo friendly pumpkin brownies

Apto para celiacos y para quienes quieren disfrutar de un sabor diferente en brownies. Se puede hacer también chocolate negro picado pero el brownie de calabaza tiene su propio lugar entre los dulces. Con el toque justo de avellana tostada que siempre agradecen los golosos que buscan los tropezones.


Ingredientes (para unos 12 brownies)

45 ml de aceite de oliva extra virgen
160 g de puré de calabaza (se obtiene cocinando al vapor o asando trozos de calabaza hasta que estén blandos. Entonces se hacen puré y se dejan enfriar)
1 cucharadita de canela molida
1/4 cucharadita de nuez moscada molida
90 g fina harina de arroz integral
40 g de harina de quinoa
35 g de avellanas tostadas molidas
1 cucharadita de impulsor
1/4 cucharadita de sal marina fina
200 g de azúcar glas
3 huevos grandes ligeramente batidos
1 cucharadita de extracto de vainilla
40 g de avellanas tostadas mal picadas

Utensilios: bandeja de hornear de 28 x 18 cm

Elaboración

Empezamos precalentando el horno a 180 ºC. Engrasamos con mantequilla la bandeja de 28 x 18 cm y la forramos con papel de hornear. Tiene que sobresalir hacia arriba y por los lados unos 2 centímetros.
En un bol grande colocamos el puré de calabaza, el aceite de oliva, la canela y la nuez moscada. Sobre estos ingredientes se tamizan las harinas de arroz integral y de quinoa, la sal y el impulsor. La harina de avellanas se añade a continuación ya que no pasará por el tamiz. Después se agregan el azúcar, los huevos y la vainilla. Se mezcla todo hasta que quede una mezcla suave. Añadimos a la mezcla unas avellanas picadas y vertemos sobre la bandeja ya preparada. Echamos más avellanas picadas y después horneamos durante 20 a 25 minutos. Trascurrido ese tiempo comprobamos con la ayuda del palillo de una brocheta que esté bien cocido, sobre todo en el centro. Si necesita un poco más de cocción lo dejamos 5 minutos más.

Cuando ya está cocido se saca del horno y se deja enfriar. Cuando ya esté frío se corta en cuadrados regulares y se sirve acompañado de avellanas enteras y troceadas. También se puede utilizar helado u otros ‘toppings’.

Nota: para conservarlo hay que asegurarse de que queda herméticamente cerrado. Se conserva en la nevera.

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies