close
Una técnica de reacción permite detectar con mejores resultados el gluten en algunos alimentos comercializados

Una técnica de reacción permite detectar con mejores resultados el gluten en algunos alimentos comercializados

Análisis en un laboratorio

La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es una innovación de biología molecular que ha demostrado ser muy eficaz en casos de alergia o reacciones alérgicas

Los celíacos están un paso más cerca de poder comprar con seguridad productos comerciales sin arriesgarse a que contengan gluten. Un equipo de investigadoras de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha conseguido desarrollar una técnica capaz de detectar los niveles de gluten en los cereales inferiores a las establecidos por la UE, para asegurarse que un producto pueda etiquetarse como apto para celíacos y ponerse a la venta, según informa el portal de ciencia SINC.

El objetivo es “proteger la salud de los consumidores sensibles”, cuenta Isabel González Alonso, investigadora del departamento de Nutrición y Ciencia de los alimentos de la UCM. Para considerar que un producto lleva gluten debe contener menos de 20 miligramos de dicha proteína por kilo, según marca la UE.

La técnica que han empleado para detectarlo es una reacción en cadena de la polimerasa (PCR), donde gracias a unos marcadores moleculares que han creado específicamente para la región molecular del RNA de los ribosomas, pueden ver las cantidades de gluten que hay en el cereal, entre en un rango de 10 y 50 miligramos. Se ha experimentado con “cuatro subespecies de trigo, cebada y centeno”, explica González Alonso.

Después, la técnica se aplicó en 220 alimentos comprados en tiendas –panes, galletas, salsas, pastas, yogures– y se validaron los resultados con el inmunoensayo de ELISA, el método oficial para detectar gluten según dictan la FAO (la organización de la ONU encargada de la agricultura y la alimentación) y la OMS.

Hoy en día no existe un tratamiento para la mayoría de reacciones de hipersensibilidad a los alimentos, por lo que uno de los retos de la industria alimentaria es “evitar la exposición involuntaria de los individuos sensibles a los alérgenos” a través de dar al consumidor información “veraz y transparente”, concluye la investigadora.

 

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response