close

Las patologías relacionadas con el gluten son revisadas en Chile por la tendencia de alimentación no celiaca sin gluten

gluten-free-170728

La Revista Chilena de Pediatría ha publicado recientemente una revisión de 3 patologías desencadenadas por el gluten o relacionadas con él: la enfermedad celiaca (EC), la sensibilidad no celiaca al gluten (SNCG), y la alergia al trigo (AT). ¿El motivo? Según se indica en la publicación, “en los últimos años ha surgido una corriente de alimentación libre de gluten/trigo, además de la identificación de otras patologías gatilladas por la ingesta de estos alimentos, que ha creado cierta confusión respecto a las condiciones que efectivamente requieren tratarse con dicha dieta.”

Por esta razón, se puntualizan que “el gluten y otras proteínas relacionadas del trigo, centeno y cebada, tienen propiedades antigénicas que pueden desencadenar reacciones adversas en individuos susceptibles. La enfermedad celíaca fue la primera patología en que se estableció relación causal con estas proteínas alimentarias. Recientemente se han descrito la alergia al trigo y la sensibilidad no celíaca al gluten. Si bien sus formas de presentación clínica y su relación con la ingesta pueden ser similares, sus mecanismos patogénicos, forma de diagnóstico y tratamiento difieren.”

Los autores ponen hincapié en que no es lo mismo hablar de gluten que de proteínas de trigo. Ponen el foco en que el gluten y las prolaminas son proteínas que se encuentran en el trigo, el centeno y la cebada. Clarifican que “los humanos no tenemos las enzimas para lograr su digestión completa, y las peptidasas intestinales solo logran su hidrólisis (desdoblamiento de una molécula por la acción del agua) hasta péptidos de 30 a 40 aminoácidos que mantienen propiedades potencialmente antigénicas. En individuos genéticamente susceptibles, estos péptidos pueden atravesar la barrera epitelial alcanzando la lámina propia intestinal donde pueden ser presentados y reconocidos por células del sistema inmune que eventualmente gatillen una reacción adversa de tipo alérgico (AT) o autoinmune (EC).”

Dieta y enfermedad celiaca (EC)
Seguir de por vida a una dieta libre de gluten (DLG), es el único tratamiento disponible hasta ahora que logra inducir remisión completa de la EC. Implica excluir de la dieta el trigo, centeno y cebada. “Los pacientes que siguen estas recomendaciones tienen buen pronóstico, con una mortalidad similar a la población general. No obstante, mantienen un riesgo aumentado de desarrollar otras patologías autoinmunes. Los pacientes sin tratamiento, tienen riesgos asociados a la malabsorción crónica, autoinmunidad, aumento del riesgo cardiovascular y de desarrollar linfoma intestinal.”

Dieta y sensibilidad no celíaca al gluten (SNCG)
La sensibilidad no celiaca al gluten es una patología recientemente descrita y sujeta a controversia. Se caracteriza por la aparición de una serie de manifestaciones digestivas y extradigestivas relacionadas con la ingesta de gluten y otras proteínas del trigo en pacientes en los que se ha descartado un diagnóstico de enfermedad celiaca o de alergia al trigo. En realidad la denominación de la SNCG está cuestionada porque su desencadenante principal no es el gluten sino que influyen más otras proteínas incluyendo los inhibidores de la alpha-amilasa/tripsina, algunos carbohidratos (FODMAPs) e incluso la levadura. Se ha propuesto llamarla ‘Síndrome de intolerancia al trigo29’.

Para su tratamiento se prescribe la dieta libre de gluten pero sin una adherencia estricta debido a que no se han descrito, has ahora, complicaciones a largo plazo. Los pacientes de SNCG tienen, hasta la fecha, un buen pronóstico aunque. No hay datos que permitan evaluar un largo plazo.

Dieta y alergia al trigo (AT)
La alergia al trigo es una reacción inmunológica de hipersensibilidad a proteínas del trigo (no solo al gluten) en la que inmunoglubulina E (IgE) y la liberación de mediadores químicos como la histamina juegan un rol fundamental. Se manifiesta con síntomas digestivos, respiratorios y/o cutáneos, provocados por la exposición a trigo a través de mucosas (digestiva o respiratoria) o de la piel.

¿Cómo se origina? Por la pérdida de la tolerancia inmunológica ante antígenos de la dieta. Dependiendo del tipo de exposición se puede presentar en forma de alergia respiratoria (como el asma del panadero o la rinitis); o en forma de alergia gastrointestinal. Otras reacciones son: la dermatitis atópica, la urticaria y la anafilaxia.

En el tratamiento de la AT solo cabe evitar de forma estricta la exposición a las proteínas del trigo por vía cutánea, gastrointestinal y respiratoria.

Enviar por correo electrónico Enviar por correo electrónico 

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR