close

Las claves de los panes sin gluten apetitosos

panes_sin_gluten_apetitosos

Cuando conseguimos una buena calidad, tanto de aspecto como organoléptica, no necesitamos comparar nuestro producto final con cualquier otro producto fabricado con harina de trigo

Históricamente, considerando que este tipo de productos son relativamente nuevos en el mercado, el paciente celiaco y el intolerante al gluten ha tenido que conformarse con tomar el pan que, tras mucho buscar, encontraba en tiendas especializadas.

Este pan, en formatos y formulaciones eminentemente industriales, era el resultado de ciertas mezclas que, con más o menos acierto y con una cantidad importante de ingredientes dudosamente beneficiosos para la salud, conseguían los pocos fabricantes especializados en este tipo de fabricaciones. Lograban un producto final sin color, con texturas bastas y arenosas, con aromas extraños y con un sabor muy poco agradable y una inexistente variedad de posibilidades a la hora de elegir.

Con estos mimbres, muchas amas de casa con la enfermedad presente en su hogar se decidieron a fabricarse su propio pan con el objetivo de poder tomar algo más natural, más saludable y, cómo no, más rico. Estos son los inicios, realmente, de la panadería ‘Sin Gluten’ actual.

¿Es posible entonces conseguir un pan sin gluten apetitoso?

Sí, efectivamente, es posible. Desde hace no demasiadas fechas venimos operando en este mercado algunos profesionales que, viniendo del sector tradicional, nos hemos interesado en desarrollar un producto ‘Sin gluten’ apetitoso, crujiente, con buen desarrollo, buena estructura, aromas deliciosos y con una variedad digna de la mejor panadería al uso que podamos imaginar.

Ha sido un camino largo, sin duda. No resulta fácil entender cómo se comportan este tipo de materias primas y cómo, con las mezclas adecuadas, con los procesos necesarios y con la aplicación en nuestras recetas de los conocimientos y las técnicas de la panadería tradicional y la moderna, podemos llevar a cabo recetas tan deliciosas como una buena baguette, una deliciosa torta de Aranda o un riquísimo y nutritivo pan de granos y semillas trabajando con bases de almidón de maíz y otros tipos de harinas proteicas.

Cabe destacar en este punto que cuando conseguimos una buena calidad, tanto de aspecto como organoléptica, no necesitamos comparar nuestro producto final con cualquier otro producto fabricado con harina de trigo ya que no echamos de menos ninguna cualidad de las que nos ofrece un buen pan tradicional.

Roberto_Gonzalez_pyp
Roberto González

www.crustpan.es

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR