close
Ferneto y la eficiencia energética

Ferneto y la eficiencia energética

Ferneto consumo

La reducción del consumo de energía en la economía y, en particular, en las industrias ha sido una preocupación cada vez más constante.

El ahorro de energía es un tema sobre el que hay que reflexionar, pero es esencial considerar los índices de eficiencia energética y su correspondiente impacto ecológico.

La eficiencia energética no es más que el uso racional de la energía, ya sea energía eléctrica, solar o de otra naturaleza. Es solo un uso más eficiente para alcanzar un determinado resultado.

No debemos considerar que una solución de bajo consumo sea más eficiente que otra de consumo más alto, ni lo contrario.

Mayor potencia no significa mejores resultados, solo mayores consumos. Tal como sucede en la industria del automóvil: un coche que alcanza 100Km/h en 5 segundos solo indica que tiene una aceleración rápida – no podemos deducir que proporcione mejores resultados que otro que tarda 10 segundos.

Existe en la sociedad una idea preconcebida: que mayor potencia produce necesariamente mejor rendimiento, lo que en realidad puede no suceder. La potencia por sí sola y de forma aislada podrá producir solamente mayor consumo, sin necesariamente transferir mayor eficiencia productiva.

En los días de hoy, el desafío de la industria es exactamente ese, producir excelentes rendimientos en mejores tiempos, minimizando los consumos energéticos. Tal como en la industria del automóvil, la discusión va más allá de la potencia de los vehículos, donde el tiempo de reacción y el consumo son elementos cada vez valorados.

De esta forma, el análisis de la eficiencia energética debe antes incidir en la comparación de resultados de las operaciones, de los consumos y de los propios tiempos de trabajo.

Así, no debemos considerar que una solución de bajo consumo es precisamente más eficiente que otra de consumo más elevado, ni viceversa. De la misma forma un equipo de 7 kW de potencia no significa que sea más eficiente que otro de 5 kW. Solo indica que consume más energía cuando está funcionando.

De este modo, el análisis de la eficiencia energética debe centrarse más bien en la comparación de los resultados de las operaciones y de los propios tiempos y consumos de trabajo.

Esta preocupación por el uso consciente de la energía y la consiguiente racionalidad económica ha llevado a algunos cambios en los equipos que fabricamos y que sintetizamos en los siguientes puntos:

  • Uso de variación electrónica en las velocidades de trabajo de las amasadoras batidoras en lugar de motores de 2 velocidades;
  • Uso de motores de alta eficiencia;
  • Mejores sistemas de ventilación;
  • Implementación de técnicas de construcción mecánica que obtengan resultados más eficientes.

Además de dotar a nuestros equipos de mejoras en lo que a eficiencia energética se refiere, también hemos introducido cambios en los procesos productivos de fabricación interna así como en la sustitución de equipos y herramientas más eficientes y ecológicamente menos agresivos.

JOÃO CARAPINHA

Marketing operacional
Operational marketing

www.ferneto.com

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies