close

Los nuevos usos de las levaduras

tecnicalevaduraG-lesaffre


Desde hace algunos años es conocido el papel de la levadura como alimento probiótico, tanto en seres humanos como en animales. Una vez ingeridas, ya dentro del sistema digestivo del animal, las levaduras desarrollan una acción altamente beneficiosa:
favorecen el equilibrio de la flora intestinal, favorecen la sensación de bienestar, potencian el sistema inmunológico, mejoran el estado fisiológico y el tracto del sistema digestivo, etcétera. Relacionado con el equilibrio de la flora intestinal, es destacable el papel de las levaduras no solo favoreciendo el crecimiento de bacterias beneficiosas para el organismo, sino también impidiendo el acceso de patógenos a ciertos tejidos, efecto barrera, y la inactivación de ciertas toxinas generadas por microbios indeseables. En relación con la potenciación del sistema inmunológico y la mejora del estado fisiológico y el tracto digestivo, los investigadores están avanzando en la decodificación del ‘diálogo’ y las relaciones bioquímicas que se establecen entre las levaduras, la flora intestinal y el propio sistema digestivo del animal. Estas relaciones y ‘diálogos’ tienen implicaciones en ciertas enfermedades y los avances en este campo son una auténtica revolución tecnológica.

tecnicalevadura1-lesaffreEl efecto probiótico de las levaduras es especialmente beneficioso en la producción ganadera desde hace años. Incluir levaduras en la dieta de vacas lecheras ayuda a mejorar significativamente el bienestar de los animales y la calidad y cantidad de leche producida. El uso de levaduras en la dieta de lechones y pollos potencia su crecimiento y su salud, reduciendo los costes de producción y evitando el uso de antibióticos que pueden provocar resistencias posteriores en seres humanos. Reseñar por último el uso de levaduras como aditivo en alimentos para perros y gatos, su uso favorece el proceso digestivo, incrementando el aprovechamiento de los alimentos y reduciendo las diarreas. También incrementa la vitalidad de las mascotas y su resistencia a enfermedades.

Las levaduras en nutrición y salud

Las levaduras han formado parte de la dieta de los seres humanos y de los animales desde hace siglos. Su composición nutricional es excepcional. Tanto las levaduras en si, como partes de sus células o las moléculas por ellas sintetizadas, presentan un gran interés en salud y nutrición de seres humanos, animales, plantas e incluso otros microorganismos.

Cada vez son más importantes los descubrimientos relacionados con el uso de levaduras en la fertilización y protección de cultivos. Estos avances permiten reducir el uso de fertilizantes y fitosanitarios de síntesis química en agricultura. El uso de levaduras para controlar diversas enfermedades de los cultivos es ya hoy en día una realidad.

La utilización de levaduras para evitar el desarrollo de hongos en los frutos representa también una alternativa importante a los tratamientos anti-fúngicos tradicionales. Ciertas levaduras mejoran la capacidad de las plantas en el proceso de absorción de nutrientes del suelo, favoreciendo con ello su crecimiento y permitiendo mejorar los rendimientos agrícolas.


yeast-block_2El uso de levaduras en nutrición humana, bien como suplemento dietético o como alimento funcional, es ampliamente conocido. Los nutricionistas aseguran que el alto contenido en proteínas, enzimas, minerales como el zinc, cromo, selenio… y vitaminas de los grupos B y D hacen a los suplementos dietéticos de levadura especialmente atractivos en dietas vegetarianas o situaciones de carencia en alguno de esos nutrientes. También indican que
es interesante el consumo de levaduras para asegurar una buena salud del cabello, uñas y piel.

De las paredes de las células de levadura se extraen unos polisacáridos denominados betaglucanos cuya presencia en la dieta refuerza según los expertos nuestro sistema inmunológico. Algunos especialistas señalan que los suplementos dietéticos con determinados betaglucanos, pueden ayudar a resolver, entre otros, problemas de alergias, asma, alto colesterol, enfermedad de Crohn, diabetes, etc., siendo especialmente valorados en algunos países asiáticos..

Otra sustancia especialmente importante que se extrae comercialmente en la actualidad de las células de levadura es la S-adenosil-metionina. Utilizada como suplemento nutricional parece ser que puede mejorar procesos de depresión, enfermedad de Alzheimer, osteoporosis y ciertas dolencias hepáticas..

Por otro lado, el consumo de levaduras enriquecidas en determinados nutrientes, como el selenio, incrementa la biodisponibilidad de este mineral cuya presencia en la dieta de humanos o animales presenta múltiples beneficios para el sistema inmunológico, tejido muscular, corazón, mantenimiento de las membranas celulares, como antioxidante, etc.

El uso de levaduras en cosmética

Los productos cosméticos que incluyen extractos de células de levadura son altamente apreciados. Favorecen procesos biológicos que afectan a la salud de nuestra piel como son la síntesis de colágeno o la hidratación y oxigenación de la piel. Por ello son especialmente indicados para formulaciones en cremas antiarrugas y antienvejecimiento. Destacar también su valor en productos destinados a reparar la piel tras su exposición al sol, debido al beneficio extra que aportan en los procesos celulares de hidratación, disminución de la inflamación, regeneración y cicatrización de la piel.

 

El uso de levaduras en la producción de bioetanol

La producción de alcoholes, para consumo humano, empleo industrial, farmacia, etcétera, ha sido uno de los usos tradicionales de las levaduras desde hace siglos. Más recientemente, las levaduras han pasado a ser parte esencial en el proceso de obtención de bioetanol para utilizarlo como combustible. El bioetanol añadido a los combustibles derivados del petróleo reduce significativamente su efecto contaminante. Actualmente el bioetanol se produce a partir de cereales, melazas y otros azúcares sometidos a un proceso de fermentación alcohólica. El uso de los cereales como fuente de energía reduce su empleo en alimentación, lo que en situaciones de carencia o carestía de estos alimentos es ampliamente criticado. Para evitar esta situación, una nueva tecnología permite la utilización de levaduras especiales en la producción de bioetanol a partir de azúcares derivados de la degradación enzimática de la celulosa, es el denominado bioetanol de segunda generación que permitirá ampliar la utilización de un recurso abundante y renovable como la biomasa en la producción de energía.

 

La levadura como fábrica de moléculas orgánicas, la ‘biotecnología blanca’

Las levaduras vienen siendo utilizadas en diferentes proyectos de investigación desde hace años. La levadura fue el primer organismo cuya secuencia genética fue descodificada, esta experiencia fue decisiva en la descodificación del genoma humano que finalizó en el año 2003 y que ha significado una auténtica revolución en el campo de la medicina. Aún se desconoce el papel de más del 25 % de los genes de la levadura. Mecanismos bioquímicos relacionados con la organización de su genoma, la interacción de estos organismos con el medio y los mecanismos de evolución, forman parte entre otros de los proyectos de investigación en marcha. También las levaduras han jugado y juegan un papel importante en las investigaciones sobre el origen de la vida en la Tierra, las investigaciones de enfermedades como el Alzheimer y las migrañas, las investigaciones de nuevos fármacos, etcétera.

tecnicalevadura2-lesaffreLa resistencia de la levadura a ambientes extremos así como el conocimiento en su cultivo y manejo adquirido durante años, la hacen sumamente atractiva como ‘fábrica’ de moléculas celulares. De esta manera, numerosos proyectos de ingeniería genética han tenido en las levaduras un aliado irremplazable desde los inicios de esta disciplina científica. Destacar la producción en células de levadura, entre otros, de moléculas de hidrocortisona o de moléculas de insulina, proceso este último que ha facilitado la vida a millones de enfermos de diabetes. En el interior de estas sofisticadas y eficientes ‘fábricas’ naturales se pueden metabolizar sustancias simples presentes en el medio exterior como azúcares, lípidos, aminoácidos, minerales y a partir de ellas sintetizar moléculas complejas que permitan mejorar nuestra calidad de vida, todo ello de una manera eficiente y ecológica a partir de materias primas renovables. Es la llamada ‘biotecnología blanca’, aprovechar los microorganismos para la producción masiva de sustancias bioquímicas con aplicaciones en nutrición, salud, química, energía o producción de nuevos materiales. Las levaduras ya no solo se utilizaran, como viene siendo habitual desde hace más de 5.000 años, para alimentar a los seres humanos u otros seres vivos, las levaduras se utilizaran también a partir de ahora como eficientes ‘fábricas celulares’, diseñadas de acuerdo con la antigua, precisa y aun hoy ampliamente desconocida tecnología bioquímica que dio origen a la vida.

FOTO-LUIS-RONDA-DE-LESAFFRE-(1)

Luis Ronda Zuloaga
Director General de Lesaffre Ibérica
Presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Levadura (AFLE)

www.lesaffre.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR