close

¿Los raticidas matan o engordan?

2 febrero, 2018

¿Cuántas veces se me ha hecho esta pregunta a lo largo de mi carrera profesional? Incontables. Y la previsión es que esta pregunta vaya en aumento en los próximos años. Desde hace ya unos años a nivel de la Comunidad Europea se intentan establecer criterios uniformes para todos los países integrantes a nivel del sector de los biocidas y esto está llevando mucha controversia. A los fabricantes se les ha obligado a hacer unos estudios de toxicidad lo cual ha hecho que muchas materias activas se han descartado, se ha cambiado la formalización de los registros, el etiquetaje, almacenamiento, etcétera. Esto nos lleva a un futuro no muy claro en el que día a día hay que estar atentos a las novedades que todo este tema implica. Al final el mayor problema lo tienen los fabricantes. Las empresas de control de plagas utilizaremos los productos legales que haya en el mercado.

Volviendo a la pregunta, la controversia tiene su origen en que las materias activas que componen los raticidas son productos anticoagulantes que producen hemorragias internas en los animales de sangre roja hasta que el animal muere desangrado internamente. A día de hoy se ha demostrado que es la materia activa más eficaz para el control de roedores; entre otras cosas porque el roedor muere al cabo de dos o tres días de haber ingerido el biocida con lo cual los otros miembros de la familia no detectan la causa de la muerte de su compañero.

El problema para los humanos existe también porque tenemos sangre roja y nos afecta. De hecho hay medicamentos que se utilizan como anticoagulantes y que provocan que la sangre humana circule con más fluidez por nuestro cuerpo y hay estudios que demuestran que estos productos son tóxicos para la reproducción.

Uso doméstico o profesional

La pregunta que nos hacemos en el sector del control de plagas es que a pesar de que los raticidas y los medicamentos pertenezcan a la misma familia de productos químicos anticoagulantes su uso es completamente diferente y no se tendrían que utilizar los mismos criterios de clasificación.

En resumen, hasta ahora los criterios para diferenciar los raticidas de uso doméstico y de uso profesional estaba en la cantidad de raticida que estaba permitido comprar. Para uso doméstico se venden bolsas de máximo 1 kilo; en cambio a los profesionales se nos permite comprar toneladas.

¿Cuál es el nuevo criterio para diferenciar entre raticidas domésticos y profesionales? Pues aquí vamos a responder la pregunta “¿los raticidas matan o engordan?”. El nuevo criterio nos dice que los rodenticidas con una cantidad inferior a 0.003% de materia activa se catalogan como nocivos y acceso al uso doméstico, y los rodenticidas con una cantidad de materia activa superior al 0.003% pasan a ser catalogados como tóxicos para la reproducción. En este último caso, por tanto, son de uso profesional y requiren del consecuente curso de formación y la acreditación correspondiente. En resumidas cuentas, salvo que haya novedades importantes los raticidas de uso doméstico van a engordar a los roedores y los productos profesionales van a matar y controlar la población de roedores.

 

Toni Piñol
Químico. Gerente de Beetle-Hunting

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies