close
5 razones para invertir en una amasadora industrial de panificación

5 razones para invertir en una amasadora industrial de panificación

Sin recurrir a ningún instrumento mecánico, el ser humano tiene capacidad para amasar varios kilos de masa al día, dependiendo de su condición física, experiencia y hasta de la propia receta de masa, esencialmente el nivel de hidratación de la masa.

Amasar 10, 20 o 50 Kg a mano es una tarea muy relativa y diferente.

Sin embargo, hace no muchas décadas, el pan se fabricaba así, a mano, a base de muchas manos de panaderos y panaderas.

Actualmente, desde las máquinas de pan hasta los robots de cocina hay varias alternativas para no “amasar a mano”.

La respuesta para cada situación es, también, relativa y diferente y depende:

  • del tiempo que pretendemos dedicar a la tarea
  • de la cantidad que pretendemos producir en una masa
  • del número de masas que pretendemos fabricar en un día de trabajo
  • del esfuerzo físico que es necesario emplear
  • de las características de la receta (es una tarea hercúlea hacerlas a mano cuando se trata de masas con hidrataciones superiores al 70% de agua y con un enorme desgaste para los robots de cocina)
  • así como de otras variables situacionales

Para quien nunca trabajó con una amasadora industrial añadiríamos algunas ventajas:

  1. Mayor rapidez en el proceso de amasado y en el desarrollo de los ingredientes, comparativamente con el proceso manual o incluso de los robots de cocina;
  2. Mayor homogeneidad de la producción posibilitada por los movimientos constantes, independientemente de los horarios y de los operadores que manejan el equipamiento;
  3. Optimización de los tiempos productivos y posibilidad de concentrarse en otras tareas a través de la programación y memorización de los tiempos de trabajo y recetas;
  4. Mayor diversidad en la tipología del amasado.  La sincronización entre los 2 elementos, el gancho en espiral y la artesa con centro en cono, unido a su diseño particular, permite trabajar masas de varias tipologías en diferentes cantidades, minimizando el tradicional recalentamiento y proporcionando de esta forma mayor calidad al producto final.
  5. Prevención de lesiones físicas más graves que solo se diagnostican con el paso de los años de trabajo.

Hay otras ventajas que una amasadora espiral puede proporcionar a un panadero que está iniciando un nuevo proyecto de vida o de cocineros y profesionales de la hostelería que buscan diversificar su oferta, principalmente a través del pan.

Conozca más sobre las ventajas de la AEF – amasadora espiral Ferneto.

João Carapinha
Marketing
www.ferneto.com

 

 

 

 

 

 

 

 


Terpan

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response