close
#ChefsForSpain reparte más de 2 millones de menús en España

#ChefsForSpain reparte más de 2 millones de menús en España

CCIB y World Central Kitchen

El proyecto de la ONG World Central Kitchen llegó a Barcelona con el chef Carlos Tejedor y en las cocinas del CCIB ya se han elaborado más de 150.000 menús

Desde que se inició la emergencia sanitaria por la COVID-19 a mediados de marzo, el Banco de Alimentos de Barcelona no ha parado de recibir peticiones de alta. Desde entonces, se han repartido más de 2.800.000 kilos de alimentos en Barcelona y su área metropolitana y ha habido un aumento del 14% de las entidades receptoras, que en estos momentos atienden a más de 125 mil personas.

La crisis sanitaria ha hecho crecer la pobreza en todo el territorio español, y gente que nunca había acudido a pedir ayuda, ahora se amontona en las puertas de centros de ayuda. Ante esta situación, la ONG World Central Kitchen del popular chef, José Andrés ha aterrizado en España bajo el lema #ChefsForSpain.

La ONG, con sede en Estados Unidos, provee alimentos en todo el mundo a los afectados por crisis humanitarias. Con la pandemia de la COVID-19, inició su campaña en el país americano para repartir comida a través de restaurantes independientes, y ya ha llegado a España, donde ya opera en más de 35 ciudades.

WCK en Barcelona

El proyecto llegó a Barcelona a finales de marzo de la mano del chef, Carles Tejedor. El inicio de la pandemia le cogió en EE.UU., con José Andrés.  “Vimos que se empezaba a complicar y el mismo José me comentó que volviera para España. Querían ayudar aquí y contaban conmigo para hacerlo en Barcelona”, explicó Tejedor en una entrevista a 7canibales.

De este modo, la acción se inició en Terrassa en la sede de Valors Food. Contactaron con el ayuntamiento y la Cruz Roja y empezaron repartiendo a residencias de la ciudad hasta repartir más de 1.000 menús diarios.

“Se me hizo pequeño y la mayor demanda la tenemos en Barcelona”. Así que la ONG habló con el Ayuntamiento de Barcelona y el Banco de alimentos para llegar a la capital y repartir comida a la gente que la necesita. Buscaron colaboración para tener un centro de producción con más capacidad, y llegaron al Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB).

“La fuerza que tiene WCK es el poder de convicción de asociarse con empresas como CCIB, que creen en lo que se hace y el objetivo es llegar a la gente”, afirma el chef.

Colaboración con el CCIB

Así, gracias al proyecto de WCK, el 27 de abril el CCIB reabrió sus cocinas con el objetivo de producir 5.000 menús diarios. El Centro dispone de 3.300 m2 de cocinas con equipamiento de última generación y tiene capacidad para producir 30.000 servicios en un día, todo con el cumplimiento de los estándares de seguridad alimentaria.

Cocinas del CCIB

Donde antes se cocinaban grandes banquetes para grandes convenciones y directivos, ahora hay un centenar de voluntarios, que se dedican a preparar comidas para los más afectados por la pandemia. El 95% son voluntarios que trabajan en la cocina y manipulan alimentos, otros embolsan, empaquetan, limpian y reparten los alimentos siempre con los controles estrictos de sanidad y calidad.

Buscábamos hacer el IFEMA de la cocina y nos pudimos instalar en el CCIB”, explica Tejedor. El chef asegura que entre los voluntarios se encuentran cocineros de alto nivel con estrellas Michelin, que lo dan todo con cada menú.

Ayer por la tarde, el chef José Andrés visitó las instalaciones del CCIB para conocer el funcionamiento del proyecto en Barcelona y conocer a los voluntarios que hacen posible distribuir más de 5.000 menús diarios por toda la ciudad.

 

Producción, logística y distribución

La directora de restauración del CCIB, Maria Bertó, explica que cuando el centro arranca a las 7 de la mañana, es un no parar. “A las 9 inicia el reparto de comida a través del Banco de Alimentos, la parte más grande de distribución. Nosotros avisamos de como montaremos según el número que hay por punto de entrega y el Banco nos envía los camiones según el número de cajas que hay”. También, hay otras entidades que van directamente a buscar las cajas de menús.

CIBB reparto al Banco de Alimentos

Así, el Ayuntamiento de Barcelona establece los puntos de distribución y las necesidades, y el Banco de Alimentos se encarga de la logística, para garantizar que todos los menús que salen del CCIB lleguen a los más afectados. Actualmente, hay más de 20 puntos de distribución repartidos por la ciudad, como el Casal de la Llacuna o el centro SAIER.

Durante los meses de abril y mayo, también han distribuido menús con la colaboración de Glovo, la empresa de entregas a domicilio. La empresa repartía entre 10 y 50 menús diarios a puntos capilares de la ciudad. La distribución se hacía directamente a familias y casas donde vivía gente sola o que no podía salir de casa y afectados con coronavirus o en cuarentena.

Con esta tendencia, Bertó prevé que esta semana el centro llegue a los 159.500 menús servidos en Barcelona y poblaciones cercanas como Santa Coloma, donde reparten 100 menús diarios aproximadamente.

“Nosotros estamos a disposición hasta septiembre. A cierre de esta semana habremos servicio 159.500 comidas” – Maria Bertó, responsable de restauración del CCIB

Colaboración de otras entidades

Los menús que distribuyen son diferentes cada día. Consiste en una bandeja que contiene carbohidratos (arroz, legumbre o pasta), proteínas (animal o vegetal), una pieza de fruta, un lácteo y agua.

Todos los alimentos que conforman el menú diario, provienen de los bancos de alimentos locales, la Cruz Roja, los ayuntamientos y diferentes empresas del sector. En Barcelona y Terrassa, también colaboran proveedores del CCIB, fundaciones como Espigoladors y otras empresas.

Una de nuestras empresas, Europastry también colabora con el proyecto de World Central Kitchen. Las empanadas de atún de la empresa son un segundo plato que aparece en los menús que confecciona la ONG.

Menú de World Central Kitchen

 WCK en España

La ONG empezó su acción en Madrid, donde preparaba comidas frescas para las familias más necesitadas. Rápidamente se expandió a otras ciudades y actualmente, #ChefsForSpain de WCK, sirve en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, A Coruña, Sevilla, Cádiz, Huelva, Jaén y Málaga.

El equipo de WCK ha servido más de 2 millones comidas en España con la ayuda de más de 100 chefs  y más de 4.500 voluntarios. Cada día, la organización distribuye comidas en más de 150 puntos de distribución y hace repartos a domicilio gracias a la colaboración de Correos, bomberos y empresas de reparto a domicilio.

La ONG World Central Kitchen ha repartido más de 15 millones de menús por todo el mundo desde el inicio de la pandemia. Su acción ha sido esencial para ayudar a los más afectados por la crisis y los más vulnerables. Aun así, algún día llegará la normalidad y los centros donde operan deberán retomar su actividad habitual, por lo que la organización asegura que seguirán trabajando para prestar a otras entidades su estructura y sus conocimientos, para continuar con esta actividad tan esencial.

El CCIB tiene previsto retomar la actividad en septiembre, y la directora de cocina, Bertó, no ve compatible compaginar ambas producciones. “Hemos cambiado todo el formato de producción de la cocina para adaptarnos a la situación. Nuestra producción habitual son los banquetes”. Sin embargo, asegura que han encontrado un “nuevo partner para seguir colaborando una vez se retome la actividad”, del mismo modo que lo hacen con otras fundaciones y organizaciones sociales.

 

Salva

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response