close
El origen del roscón de reyes: una tradición pagana

El origen del roscón de reyes: una tradición pagana

Las raíces de este dulce explican que no tiene relación con la religión

El roscón de reyes, uno de los momentos más esperados del 6 de enero -por detrás de los regalos-, no tiene nada que ver con la Navidad ni los reyes. Así es, aunque pueda parecer sorprendente, el roscón de reyes es de origen pagano. Su procedencia se remonta a las tortas que se consumían durante las fiestas Saturnales, unas celebraciones muy importantes que se celebraban en torno al dios Saturno en la Antigua Roma con motivo de los solsticios, donde festejaban que los días comenzaban a ser un poco más largos.

La historia pagana cuenta que el roscón se servía para comer a los esclavos romanos y que dentro del dulce se escondía una haba seca. El afortunado al que le tocara, se libra de trabajar ese día. También se cuenta de esa tradición que el ganador del haba era considerado “rey por un día”.

Entonces, si no tiene nada que ver con la noche de reyes ¿por qué se come el roscón en esa fecha? Según la periodista Judith J.K,  colaboradora de la Vanguardia, en España comemos el roscón el 6 de enero porque la celebración pagana “tuvo que alojarse en una fecha religiosa para poder seguir practicándose”.

Roscones que sí hablan de reyes

El relato de su tradición se difumina a medida que vamos cruzando fronteras. Una de las más interesantes es la de México, donde el roscón de reyes se fue modificando hasta convertirse en la Torta o Pan de Epifanía, su propia versión. “Fueron los españoles, en la época de los Borbones, quienes trajeron esta tradición cuando conquistaron México”, explica el Padre Marco Cárdenas en el programa ‘Las recetas de Laura’, donde sí ha adquirido una dimensión religiosa.

“La rosca no es redonda sino ovalada, porque hace alusión a un huevo, que es el símbolo de la vida”, relata Cárdenas. En México, dentro del roscón añaden una figurita del niño Jesús y no de un rey, “hecho que alude a un pasaje bíblico donde Jesucristo nace. El fragmento narra cómo un ángel habló a San José y le advirtió que debía salir corriendo del pueblo de Belén porque el rey Herodes I El Grande había decidido matar a todos los niños del pueblo porque temía que un nuevo monarca lo desplazara. Fue entonces cuando la familia de Jesucristo huyó a Egipto a esconder el niño, motivo por el cual se esconde la figurita del niño dentro de la rosca”, concluye el Padre.

La costumbre establece que, a quien le toque la figura del niño, celebre una festividad el día 2 de febrero, que es el día de las candelarias. Otro aspecto característico de la rosca de reyes o de epifanía es que está decorada con dátiles alrededor u otro tipo de ingredientes dulces, que hacen referencia a la corona del rey. El dátil es una fruta muy exclusiva del medio oriente donde nace Jesucristo. También hace alusión a las joyas de una corona.

A día de hoy, en España la tradición se ha visto simplificada en un simple juego: el comensal a quien le toca la figura del rey figura como ganador, y el pobre que recibe el haba seca, debe pagar el roscón al anfitrión.

Terpan

Print Friendly, PDF & Email

1 Comment

Leave a Response