close
El coronavirus despierta el interés por hacer pan en casa

El coronavirus despierta el interés por hacer pan en casa

hacer-pan-en-casa

El confinamiento ha empujado a muchas personas a poner las manos en la masa y experimentar la labor de los panaderos. Por ello, los supermercados han agotado las existencias de harina y levadura

Una vez asimilada y aceptada la orden de confinamiento, los ciudadanos han encauzado sus energías a hacia la panadería y la repostería. Los timelines de Instagram de aquellos que no están familiarizados con el sector se han llenado de fotografías y de stories mostrando apetitosos panes caseros que lo demuestran. Además, hay dos hechos que lo evidecían.

El primero, los supermercados multiplicaron por cuatro las ventas de harina en la tercera semana del estado de alarma -según contó el ministro de Agricultura, Luis Planas, en rueda de prensa- y muchos supermercados agotan sus existencias. También lo ha hecho la levadura, por ejemplo, en Mercadona, que ha recibido varias consultas a través de redes sociales sobre la disponibilidad del producto.

El segundo, las búsquedas en Google relacionadas con la elaboración de pan en casa han aumentado notablemente. El término “pan casero” ha aumentado sus búsquedas un 250%, y “bizcocho casero”, “hacer masa madre en casa”, “hacer pan con harina normal” o “dónde comprar levadura” también han disparado el número de consultas, según publicó La Razón.

Las ventas de harina, levadura y masa madre también han aumentado en las panaderías. “Nos los están comprando mucho más. La gente son panarras en casa y eso es muy bueno. Porque quien hace pan en casa aprendre lo difícil que es hacer pan y muchas veces se dan cuenta de que para hacerlo no sirve la harina de supermercado”, explica Xavier Pàmies del Forn Sisatré de Tarragona.

“Te cuentan que les ha salido bien el pan pero descubren que es un currazo. Les pregunto, ¿no te has sentido satisfecho al hacer este pan? Me responden que sí y les digo esta satisfacción es la que sentimos los panaderos casa día”, cuenta. El panadero considera que esta tendencia “está creando una vinculación con el panadero”: “Cuando quieras hacer el pan en casa, me compras la harina. Cuando no, me compras el pan”, concluye.

Salva

Print Friendly, PDF & Email