close
Los falsos mitos del pan

Los falsos mitos del pan

mitos del pan

Repasamos los principales mitos del pan que poco a poco han ido restándole importancia dentro de una dieta equilibrada y son falsos


En el Día Mundial del Pan vamos a repasar los principales mitos del pan, aquellas frases que nos han dicho sobre el pan y que no son ciertas.

Este año, el pan ha vuelto a adquirir protagonismo. El confinamiento producido por el COVID-19 ha hecho que miles de familias se pusieran manos a la obra para hacer su pan casero, en un intento desesperado de conseguir un pan auténtico. Además, vemos como los clientes cada vez demandan un pan más artesanal. La clave es por las características, sabor y textura de un pan hecho con masa madre de forma tradicional, “a la antigua”.

Pero, ¿qué nos aporta el pan? ¿Por qué nos hablan de dietas sin pan?

Básico en las dietas

Es un alimento que viene acompañando a la dieta mediterránea desde los inicios de nuestra historia a pesar de las duras críticas que sufre.

Pero la realidad no va más allá de que el pan es un alimento básico en una dieta equilibrada. Pese a sus detractores, el pan es un producto hecho de manera natural que nos aporta energía, vitaminas, fibra e hidratos de carbono, esenciales para cualquier persona. Además, sus componentes ayudan a mejorar la digestión.

pirámide alimentaria
Pirámide alimentaria

Seguro que en más de una ocasión has oído la frase “lo primero que debes eliminar de una dieta es el pan”. Pero esta afirmación es completamente falsa. Los nutricionistas recomiendan tomar una cantidad mínima cada día, dependiendo de la persona, simplemente por los nutrientes que ofrece al organismo.

Solo hace falta mirar los alimentos que se encuentran en la pirámide alimenticia para ver que el pan, junto con los cereales, la pasta, el arroz, los huevos y el aceite, son alimentos básicos en cualquier dieta.

“Quita la miga que engorda”

Lo cierto es que la corteza contiene más calorías que la miga porque no contiene tanto contenido de agua.

Pero bueno, que los ingredientes son los mismos. La única diferencia es que, durante la cocción y tostado, la corteza se deshidrata al eliminarse el agua de su composición.

“Los colines y los biscotes engordan menos”

Este mito es curioso, ya que el pan está elaborado con ingredientes naturales y sin procesar, en cambio a los biscotes y los colines les añaden grasas, azúcares y otros productos para mejorar su sabor.

La carrera entre el pan normal y el integral

El pan integral engorda menos“. Mentira.

La única diferencia entre ambos tipos de panes es que el integral contiene fibra, pero hace que el pan tenga un nivel de calorías similar al pan blanco.

El contenido en fibra hace que el pan integral consiga en el organismo una sensación de saciedad comiendo menos pan y resalta la sensación de hambre.

¡El pan no tiene colesterol!

Una de las mayores preocupaciones de la sociedad actual es el colesterol. Pues el pan no empeorará tus analíticas. El pan artesano no contiene grasas, ya que las que contiene son de origen vegetal y sin colesterol.

El error viene al pensar que las variedades de pan no llevan colesterol. Es decir, el pan de molde, por ejemplo, no es como el pan tradicional. Está elaborado con una cantidad de grasa que aporta un sabor diferente más jugoso.

El pan es un alimento que lo tratamos injustamente. Creemos que es perjudicial para nuestro cuerpo, que nos engordara o que contiene grasa, pero lo cierto es que es un alimento básico, noble y muy nutritivo.

 

Salva

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response