close
Los panaderos valencianos llegan a pérdidas de hasta el 70% por el coronavirus a pesar de abrir

Los panaderos valencianos llegan a pérdidas de hasta el 70% por el coronavirus a pesar de abrir

gremio-panaderos-valencia-perdidas-coronavirus

Su presidente, Juanjo Rausell, vaticina que la vuelta a la normalidad comercial será “muy complicada”

El Gremio de Panaderos y Pasteleros de Valencia está registrando pérdidas económicas de entre el 40% y el 70% en ingresos y en producción, pese a que durante el estado de alarma se les permite abrir el negocio al prestar un servicio esencial. “El sector está abierto, pero a la gente se le está recomendando una movilidad reducida, así como una forma de consumo determinada a los clientes, lo que nosotros entendemos que es necesario, pero que está perjudicando a las cajas de las panaderías”, asegura el presidente de este gremio, Juanjo Rausell.

Algunos de estos negocios han llegado a facturar diariamente en Valencia alrededor de 1.400 euros, pero ahora tienen unos ingresos que no superan los 300. Pese a que esta incidencia es diferente según el barrio y la zona donde trabaja cada panadería, habrá comercios que se hayan visto incluso “más afectados” por el descenso de las ventas, detalla Rausell.

En este sentido, el sector ha celebrado que finalmente se haya incluido a las panaderías en el real decreto del Gobierno ICO- Covid-19, ya que en el primero sólo podían acceder a estos beneficios financieros los sectores en los que había aplicado un ERTE total en sus plantillas.

Que el gremio de panaderos antes no estuviera incluido en este paquete de líneas de crédito a empresas afectadas por la crisis sanitaria, es “injusto”, considera Rausell, dado que el negocio de la panadería también se encuentra con falta de liquidez pese a la apertura de las tiendas, algo que el sector hostelero había reclamado hace una más de una semana.

“Ahora se ha aprobado en el último real decreto que sea abierto a toda la industria afectada económicamente por el coronavirus, y parece ser que nos vamos a poder acoger a estas condiciones que son más ventajosas”, indica el presidente, que se ha mostrado satisfecho ante este refuerzo económico anunciado por el Gobierno.

Las perspectivas del sector de las panaderías y pastelerías no son muy esperanzadoras y pronostican un futuro “demasiado oscuro”. “El principal problema es la inmediatez, ya que hay gente que el dinero de ayer le hace falta hoy”, comenta Rausell, quien considera que, tras la emergencia sanitaria, será “muy complicada” la vuelta a la normalidad comercial. “Nosotros somos locales de barrio y cuando se vuelva a la normalidad, los barrios se van a ir activando, pero con un nivel monetario bastante menor de lo que tenían”, ha añadido.

Respecto a la recuperación del consumo, el sector considera que va a ser “más duro” al ser productores “estacionales” que dependen en gran medida de las festividades: “Nos hemos comido las Fallas, Semana Santa, y nos comeremos San Juan. Si llegamos vivos a la festividad de Sant Dionís en Valencia, lo intentaremos enlazar con Navidades”.

Vandemoortele-marzo2020

Print Friendly, PDF & Email

1 Comment

Leave a Response