close
La recuperación de los bares y restaurantes se estanca

La recuperación de los bares y restaurantes se estanca

recuperación restauración

Los rebrotes y el repunte de casos de coronavirus en España en agosto han frenado la recuperación de la restauración, que sólo ha llegado al 63% de los niveles pre-COVID


Desde el fin del confinamiento, el sector de la restauración ha ido recuperando progresivamente los niveles de actividad pre-COVID, pero en las últimas semanas el crecimiento ha frenado en seco. Las medidas de seguridad y de distanciamiento no han impedido el aumento de los rebrotes y contagios por coronavirus en España, y durante el mes de agosto la recuperación del sector se ha estancado.

Así lo destaca un informe de la consultora The NPD Group, que indica que al finalizar la semana 34 del año (23 de agosto), el gasto de los españoles en bares, restaurantes y cafeterías se situaba al 53% de los niveles de antes del confinamiento.

Lo cierto es que el mayor pico de actividad desde la reapertura de estos establecimientos se registró la primera semana de julio. Los datos de esta última semana de agosto muestran un retroceso de 10 puntos porcentuales comparados con los de julio y suponen el nivel más bajo desde el fin del estado de alarma.

Recuperación superior en servicio rápido

Según los datos de NPD, la recuperación fue más rápida en los restaurantes de servicio rápido y bares de tapas, donde se consiguieron niveles de recuperación del negocio de casi el 80% pre-COVID. Sin embargo, han sido los más impactados por el aumento de contagios en agosto.

En cambio, en las cafeterías y restaurantes de servicio completo la recuperación fue más tímida. A finales de agosto solo han logrado reconstruir alrededor del 50% de su negocio. Javier García, experto en restauración de NPD, explica que esto se debe a que estos canales “dependen de un consumidor más senior, con menor propensión a consumir fuera de casa en el contexto actual”.

El momento de consumo con una mejora superior es la cena. Las ventas semanales para la última comida han alcanzado dos tercios de los niveles pre-COVID en el mes de agosto. Esto viene reforzado por el delivery, que durante la cuarentena creció notablemente y ha superado los registros previos al estado de alarma.

Desde NPD, García destaca que “se han perdido dos meses de crecimiento, no solo de ventas, sino también de construcción del negocio, de recuperación de visitas de los clientes a los restaurantes y, lo que es más importante, de regeneración de la confianza del consumidor, una situación que afecta a la rentabilidad de todos los niveles de la industria”.

Scuola

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response