close
Gresín, colín, ‘grissini’… una oportunidad en panadería

Gresín, colín, ‘grissini’… una oportunidad en panadería

29 septiembre, 2017

Un gresín o colín o ‘grissini’ – esos largos, finos, secos y crujientes “bastones” de pan sin miga son una receta típica de Turín. Hechos a base de harina de trigo, agua y sal tienen varios tamaños y espesores. Como aperitivos comenzaron a conquistar a los comensales de los restaurantes y a los consumidores, en general, en las estanterías de supermercado.

Son un producto bastante interesante que fácilmente se adapta a diferentes culturas, gustos y hábitos de consumo. Además de la dimensión y espesor, se pueden trabajar con hierbas aromáticas, granos de sal, semillas y otros ingredientes, permitiendo una segmentación efectiva del mercado:

1.- En los bares y cafeterías los colines se sirven con pequeños granos de sal acompañando a una bebida refrescante.

2.- Muchas madres dan colines pequeños a sus hijos a la hora de la merienda.

3.- En los restaurantes sirven colines como aperitivo acompañando queso o de patés antes de una comida.

4.- En casa, se da la bienvenida a los invitados acompañado los colines con una bebida.

5.- En los eventos se permite una presentación rápida y creativa… enrollados con jamón son deliciosos para todos los gustos.

Podemos decir que los colines son un producto bastante democrático en el mercado alimentario y comercialmente interesante para el sector de la panificación, que tiene los recursos necesarios para producirlos con calidad.

Sin embargo, a pesar de la creciente demanda del mercado todavía no es un producto destacado en los escaparates de las panaderías. Una oportunidad que, francamente, puede ser explotada.

foto-joa%cc%88o-carapinha

João Carapinha
Marketing
www.ferneto.com

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Response